La manitas de la barba

J.M.
-
Sandra García, vecina de Navahermosa de 34 años, ha participado en concursos nacionales de barbería y ha quedado en una posición destacada.

Sandra García, dueña de una barbería en Navahermosa, ha competido en concursos nacionales como la única mujer especializada en el corte y afeitado de la barba. «Hay que tener un don», afirma

La barba está de moda, y más aún su cuidado y estética. En España, abundan ahora mismo las barberías que devuelven el interés por tener este rasgo masculino en perfecto estado de revista.Se calculan que exista en todo el país unos 14.000 locales dedicados a esta especialidad. Sandra García regenta una barbería en los Montes de Toledo, concretamente en Navahermosa, que ha conquistado al público masculino en sus primeros tres años de vida.
Con 34 años, ha pasado media vida entre tijeras. Tanto, que se ha decidido a concursar en pruebas nacionales con dos terceros premios. Y con la certidumbre de que es una mujer pionera porque ha llegado a participar como la única fémina. «Es raro que haya mujeres», afirma en declaraciones a este diario sobre un oficio que ha empezado a incorporar a la mujer recientemente.
La pasión por la barbería se inoculó en Sandra cuando ya tenía experiencia en el sector. Así, ejerció como aprendiz de Alfredo Rentero, un especialista de Gálvez que enseñó durante meses los secretos de este oficio. «No hay diferencias entre hombre y mujeres, pero hay que tener un don», subraya este mujer, quien compite en Navahermosa con otras 12 peluquerías. «Abrí la última y lo tengo siempre lleno», dice sobre un negocio en el que puede hacer un tratamiento del cuero cabelludo, o un teñido o un afeitado.
Quizá influya el éxito obtenido en los concursos de barbería en las localidades andaluzas de Sevilla y Granada con la consecución de sendos terceros premios. «Y no conocía a nadie», apunta orgullosa. En el último, fue la única mujer entre los 40 competidores llegados de diferentes regiones españolas. Ahora, Sandra quiere organizar en Toledo un acto benéfico con la peluquería como base a favor de alguna organización. Estos concursos presentan normalmente cuatro categorías.
Sandra García empezó a los 16 años su formación en la peluquería, pero durante estos últimos 18 años ha vivido varias peripecias que interrumpieron su dedicación. No obstante, fue perseverante y se está haciendo un nombre en esta profesión de hombres. «Se valora la originalidad y la armonía en el corte. Que caiga bien y esté bien cortado», comenta al respecto. Para saberlo, el cliente deberá ir a su negocio homónimo localizado en Navahermosa.