Del método sueco a la excelencia

Redacción
-
Del método sueco a la excelencia

El 29 de diciembre de 1919, por iniciativa del general José Villalba Riquelme, se crea en Toledo la Escuela de Educación Física "con objeto de establecer las bases sobre las que, en su día, habrá de asentarse la Educación Física en el Ejército"


La Escuela Central de Educación Física (ECEF), antigua Escuela de Gimnasia, como se la sigue conociendo por todos en Toledo, es el origen de la Educación Física en España.
De allí salieron los primeros profesores de Gimnasia para formar a los soldados de los distintos cuerpos, pero también la primera Cartilla Gimnástica Infantil y Premilitar, y el Instituto Nacional de Educación Física (INEF) se inspiró en ella para su organización inicial. Hoy sigue formando, ya en las instalaciones de la Academia de Infantería, aunque con su independencia propia, a los monitores que a su vez formarán a los oficiales y suboficiales de las Fuerzas Armadas y de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado. Tan toledana institución cumple el próximo año, en concreto el 29 de diciembre de 2019, su primer siglo de vida.
Y es que, el 30 de diciembre de 1919 se publicaba la Real Orden Circular de creación de la Escuela de Educación Física de Toledo «con objeto de establecer las bases sobre las que en su día habrá de asentarse la educación física del Ejército, y especialmente la formación del personal encargado de realizarla»
El 28 de febrero de 1920 se celebró la ceremonia de inauguración en las instalaciones provisionales del conocido entonces como Polígono de Tiro. En dicho acto, el entonces alcalde de Toledo, Justo Villarreal, se comprometió a que fuese cedido el terreno municipal necesario en las inmediaciones del Polígono para la construcción de las instalaciones.
El general Villalba decidió no esperar, y se puso manos a la obra con el nuevo proyecto, llegando a manifestar que «si esperamos a tener las instalaciones necesarias, el proyecto de creación de la Escuela Central de Gimnasia nunca saldrá adelante». Eran otros tiempos, y la corrección política no estrangulaba tanto como ahora.
Poco a poco se fueron levantando precarios cobertizos y locales en la árida explanada de los terrenos de la zona  hasta que en 1927, siete años después para certeza del general Villalba, el Ayuntamiento formalizó la cesión de los terrenos colindantes, siendo a partir de entonces cuando se realiza un proyecto de construcción por la Comandancia de Ingenieros.
La instalación comenzó a prestar servicio, y en ella llegó a prepararse el equipo olímpico español que tenía pensado acudir a los Juegos Olímpicos de Berlín 1936. El general Moscardó era el jefe del equipo olímpico español, y la historia le llevó ese verano a un sitio más cercano y distinto.
Tras la guerra civil, la Escuela de Gimnasia quedó devastada. Durante los diez años siguientes se dedicó un gran esfuerzo humano y material para la reconstrucción y ampliación de instalaciones, siendo en muchas ocasiones los propios profesores los que realizaban la labor de maestro de obras. Se puede decir que durante la década de 1970 la Escuela ya estaba dotada, al fin y después de muchos avatares, de unas instalaciones completas y modernas.
Tras la enajenación de los terrenos que ocupaba, y tras la construcción y remodelación de algunas instalaciones específicas necesarias, la Escuela Central de Educación Física se trasladó al acuartelamiento de Academia de Infantería, donde actualmente comparte instalaciones con dicho centro de enseñanza. Una coexistencia perfecta de la que ambas instituciones han sabido sacar provecho.
En su inicio la Escuela eligió el llamado ‘método sueco’ como columna vertebral del plan de estudios. Dicho plan, y su estructura organizativa, se ha ido adaptando acorde con la evolución de dichas enseñanzas. En la actualidad se organiza en departamentos que abarcan todos los módulos y unidades didácticas que se imparten: Bases de Entrenamiento, Ciencias Aplicadas, Deportes de Aplicación Militar, Tiro y Deportes de Combate.
El Coronel Jefe de la Escuela Central de Educación Física, Pedro Antonio Linares García, es quien actualmente coordina el programa de actos de la ECEF de Toledo.

Del método sueco a la excelencia
Del método sueco a la excelencia