El 8M tiñe las calles de Toledo con más violeta que nunca

J. Monroy
-

Miles de personas participan en la gran manifestación que ha supuesto el colofón de la jornada 8M, en un grito por la igualdad y contra la discriminación y violencia machista

¿Por qué es necesaria una huelga feminista y una manifestación como la de este 8M en Toledo? «Estas concentraciones son muy necesarias -apuntaba Sandra Pradillo en medio de la marcha- para dar visibilidad a todas las situaciones que vivimos las mujeres en todos los ámbitos de la vida, tanto laboral, como en el consumo (publicidad sexista), en el ámbito de los cuidados; porque si no se ven las cosas es como si no existieran». Sandra es una más de las muchas personas que este Día de la Mujer han hecho huelga de 24 horas y han participado en la marcha feminista. Personas como su amiga Ana M. Pico, que subieron a la Vega a las cuatro de la tarde a confeccionar las pancartas de la manifestación, aunque durante toda la semana, y durante todo el año, apuntan, ha habido más actividades.
A lo largo del día, cientos de personas acudieron a la Vega, para participar en actividades organizadas por la Plataforma 8M, como la acampada feminista, historias con micrófono abierto de mujeres maltratadas o abusadas, y la creación de pancartas. Finalmente la gran manifestación violeta de Toledo salía a las seis y media de la Vega. Diversas entidades sociales participaban en la marcha, encabezada sólo por mujeres, tras el lema «si paramos nosotras, se para el mundo».
Fue una ruidosa y numerosísima manifestación, quizás incluso superior a la del pasado año, que ya marcó un precedente. Abría la marcha una animada batucada, tras la que miles de personas, la mayoría de ellas a título individual, participaron en la marcha, que tras pasar por Zocodover, llegaba una hora más tarde a la plaza del Ayuntamiento.
Manifiesto. Antes de la lectura del manifiesto de la Plataforma 8M, la alcaldesa de la ciudad, Milagros Tolón, tomaba el micrófono para destacar que «Toledo, ciudad de la tolerancia, se convierte hoy en la ciudad de la igualdad, algo que tiene que ser los 365 días del año». También se acordó de heroínas anónimas, como las madres y las abuelas, que han inculcado los valores de la igualdad.
Después tomaban la palabra Lola Moreno (Mujeres de Negro contra la Guerra), María José Hernández (Consejo de la Mujer) y Eva Perea (Federación de Asociaciones de Vecinos), para leer el manifiesto de la Plataforma. Moreno se acordó de todas las mujeres que han luchado por conquistar sus derechos, generación tras generación, por lo que «no vamos a dar ni un paso atrás». Advirtió que las mujeres son explotadas, oprimidas, presas y asesinadas. Pidió un «basta ya» a las agresiones, asesinatos e intimidaciones. Porque, apuntó, van 984 asesinadas desde 2003. Recordó a las mujeres que sufren violencia en los distintos conflictos, pidió el fin de la Lgtbifobia y leyes que profundicen en las causas estructurales de la violencia, porque, en definitiva, «la violencia machista es una cuestión de estado».
Hernández recordó que este 8M había huelga de Educación, porque se necesita una educación basada en el respeto. Por eso, la Plataforma exige cuestiones como protocolos el acoso en las aulas o la derogación de Lomce y Plan Bolonia. Es huelga de Consumo, por la utilización de la mujer y su cuerpo como reclamo. Y huelga de cuidados, para visibilizar que ellas son las que cuidan. Por eso, se necesita un pacto de estado sobre cuidados, entre otras cuestiones.
Finalmente, Perea explicó que también era huelga Laboral, porque el 60% de las personas que pasan hambre en el mundo son  mujeres y niñas. La pobreza está feminizada. Por eso, la Plataforma pide, entre otras cuestiones, la desaparición de la brecha salarial, terminar con el techos de cristal y suelos pegajosos. También sería necesario derogar las dos últimas reformas laborales, o la implantación de «currículum ciego».

El 8M tiñe las calles de Toledo con más violeta que nunca
El 8M tiñe las calles de Toledo con más violeta que nunca