El arte urbano ayuda a curar

I.M.
-

Gracias al doctor Cepillo Boluda y a su Premio SanJuan de FEDA, Graffiti Albacete y Pedro González llenan de vida, con color y personajes de cuentos, el gélido ambiente hospitalario

Imagen de Pedro González mientras decora una de las estancias pediátricas del Hospital. - Foto: Alberto Cuerda

La primera vez que Pedro González, de Graffiti Albacete, lleva su arte al Complejo Hospitalario Universitario de Albacete lo hace  en colaboración con Afanion y la decoración del techo del hospital de día y la sala de espera de oncología  de la sexta planta de este hospital dedicada a Pediatría.  En el techo se pintaron las constelaciones y en la sala de espera una imagen del conocido Principito, el protagonista del libro de Antonie de Saint-Exupéry y que se titula igual. En torno a tres días tardaron González y su compañero en Graffiti Albacete,  Francisco Sánchez, en hacer que estas estancias fuesen más acogedoras para sus pequeños pacientes y familiares, en hacer, en definitiva, que el arte urbano ayude a curar.
La colaboración que se había iniciado con Afanion en el pasado verano fue precisamente lo que meses después dio  lugar a que el trabajo de González con el Hospital y sus pequeños pacientes no se quedase en lo anterior sino que fuese a más, en esa ocasión de la mano del galardonado Capitán Optimista,  del pediatra albacetense, Antonio Javier Cepillo Boluda, y del Premio a la Responsabilidad Civil que le fue otorgado por FEDA en sus conocidos Premios San Juan por su defensa a la humanización de la medicina, su compromiso social y su trabajo con Los Guachis.
 Todo el dinero que recibió Cepillo por el premio lo ha donado  para ‘humanizar’ la planta pediátrica del citado Complejo y ha sido de nuevo a Graffiti Albacete,  a Pedro González, a quien le ha correspondido romper tanto miedos como desconfianzas.
Habitaciones, pasillo.  En esta ocasión, el proyecto  lleva por nombre ‘Dibujando mi hospital de colores para niños’  y  consta de tres partes que tienen que ver con pasillos de entrada y habitaciones, en concreto, con la decoración de las 17 habitaciones de la planta de hospitalización de Pediatría. En cuatro de ellas,  las correspondientes a Oncología, la temática elegida ha sido  el conocido ‘Principito’, y en el resto, los cuentos de nuestra infancia, explica González, o mejor dicho, aquellos cuentos que marcaron nuestros días y que hoy en día siguen tan vivos como en aquel entonces a pesar del tiempo transcurrido. Esos cuentos, que gustan tanto a los más mayores de la casa como a los más pequeños, y que han sido llevados tanto a la gran pantalla como a la televisión y de los que ha echado mano el grafitero, por expresarlo de alguna forma, son  El libro de la selva, El rey León, Mary Poppins, Alicia en el País de las Maravillas,  Peter Pan, Dumbo o Toy Story.  
González, ha traslado hasta el hospital albacetense a sus personajes, ha vestido sus paredes y una parte del techo con un vuelo al  ‘país de nunca jamás’, con los juegos del oso Baloo y  el niño Mowgli bajo la atenta mirada de la pantera Bagherra, con Buzz Lightyear y el sheriff  Woody volando o con Pinocho junto a Gepetto. Ha dibujado,  ha pintado o coloreado, y, además, lo ha hecho acompañar en la pared opuesta de una frase, pero no de una frase cualquiera sino de aquella que más los identifica, porque quien no ha oído expresiones como hakuna patata del Rey León  o expresiones como ‘hasta el infinito y más alla’ de Toy Story.
De todo lo que inicialmente estaba previsto de decoración en la sexta planta, de romper con lo hostil que puede llegar suponer pasar un noche, dos o las que sean menester en una habitación de hospital, se puede decir que 15 de las 17 habitaciones del proyecto ya están terminadas  y sólo quedan dos, las de aislamiento simplemente porque no se ha podido disponer de ellas vacías. La idea es seguir en ellas la misma estética Disney del resto de habitaciones de la sexta.
«Desde un primer momento, desde que empezamos allá por el mes de octubre, comenta González, tuvimos claro que allí entran niños de todas las edades y sus familias y lo mismo que, desde siempre, tuvimos claro que hay dibujos que para más de uno de los pacientes son muy infantiles, tuvimos claro, por contra, que para otros les son totalmente desconocidos y no saben lo que es. Sea como sea, desde un principio hemos buscado un término medio en pro de que sea más agradable, más acogedora, dentro de lo que puede llegar a ser, su estancia hospitalaria, y el  hospital, en definitiva, ya no sea un medio frío para los niños y las niñas sino un lugar mágico y especial,  como desea el joven doctor».
Además de las habitaciones,  por un lado, también en la sexta planta se ha decorado la parte del inmueble correspondiente a la salida de los ascensores y que ha supuesto pintar en una gran pared, la frontal de la entrada de la Unidad Pediátrica, un mapa mundi con los animales más típicos de cada uno de los continentes. Pensado como una gran pizarra su fin es entretener cuando uno sale a pasear al pasillo  pero también enseñar a quien lo vea.
Y por otro, ya en la entreplanta del Hospital, la sala de espera y entrada a  la UCI pediátrica y  neonatal. No obstante, aunque inicialmente iba a hacerse con cargo en su totalidad  al dinero que recibió el doctor Antonio Javier Cepillo por el Premio que se le concedió dentro de los reconocimientos San Juan de  FEDA, al final esto no ha podido ser, lo que no quita que este trabajo, el de la UCI,  ya se haya hecho y que sea la donación con la que precisamente Graffiti Albacete ha colaborado en pro de que este  proyecto se cumpliese en su totalidad. La donación de Graffiti Albacete ha sido un mural en la UCI pediátrica que representa un acuario lleno de vida con los personajes de la película  Nemo y  que continúan en neonatos, a la altura de la pared desde donde uno puede ver las cunitas.  
No obstante, esto de llenar de vida el hospital todavía no ha terminado. Queda por hacer la parte decorativa que afectará al pasillo de resonancias, a la sala de resonancias por dentro, ambas ubicadas en la entreplanta del Complejo, y a  todo el techo de la sexta planta correspondiente a donde están las habitaciones de hospitalización.   Esta parte, no obstante, será sufragada por Afanion, lo mismo que ha sido la parte de  neonatos. Se  pensaban que todo  iba a estar terminado a finales de febrero, pero al parecer no va a ser así, por lo que habrá que esperar un tiempo antes de ver  las estancias hospitalarias para los más pequeños y adolescentes repletas de dibujos.