scorecardresearch

Torrejón, la promesa taurina

Dominguín
-

El novillero de Pantoja, se alzó como triunfador del afamado certamen manchego para novilleros sin picadores. Un interesante encierro de la ganadería toledana de Sagrario Moreno, propició una gran tarde de los tres finalistas

Torrejón, la promesa taurina

Esta temporada taurina 2021, hay un nombre propio que está sonando en el panorama taurino toledano. Se trata del novillero de Pantoja, Nacho Torrejón. Este pasado fin de semana se ha alzado como triunfador en la final celebrada en la plaza de toros de Manzanares, donde le acompañaban Carla Otero y Cid de María.

El culmen y la faena decisiva para que el toledano se llevase el VI trofeo de ‘Promesas de Nuestra Tierra’, llegó en el quinto astado de la novillada. Saltó al ruedo el eral de nombre ‘Ojalatero’, de excelentes hechuras, al que entendió el novillero a la perfección. Suavidad y temple fueron las características del espigado novel que, sin aspavientos, ni toques bruscos, supo conducir la brava embestida del burraco, cosido a su franela. La faena fue un compendio de torería, de novillero cuajado en la plaza que no ha hecho diez paseíllos de luces, pero que se cuentan por triunfos en su mayoría. La faena tuvo quilates y cada remate, hacía que el público acompañase al unísono cada pase pechó, trinchera, desdén o desplante. Rotundo con la tizona, que viajó a la cruz e hizo que el bravo animal doblase sin puntilla. El palco se quedó pequeño para acoger las decisiones del presidente, pedidas como voluntades del respetable. Tres bien doblados pañuelos blancos y uno azul, anunciaban las dos orejas y el rabo para Torrejón y la merecida vuelta al ruedo, por las mulillas del ‘Bargueño’ de ‘Ojalatero’, por la arena.

Otra oreja había cortado Nacho al segundo del festejo, en una faena importante. Los compañeros de cartel le acompañaron en la salida a hombros del coso. Carla Otero con dos orejas en su esportón cortadas al cuarto y Cid de María que se llevó una de cada uno de sus astados.

Otro aspecto destacado fue la ganadería de la final, la de Sagrario Moreno, declarada a su vez triunfadora del certamen de Certamen. Se da la circunstancia que titular de la vacada triunfadora es la abuela del joven ganador, que tiene su cuartel general ubicado en la finca ‘El Ventorrillo’, situada en el término municipal de Los Yébenes.