La víctima del tren tenía 14 años y estaba con amigos

J.M.
-
La víctima del tren tenía 14 años y estaba con amigos - Foto: Yolanda Lancha

La investigación baraja que la menor estaba junto a la vía para hacerse una foto y fue succionada por el convoy que viajaba a Madrid

La víctima mortal del atropello del tren que viajaba en dirección Extremadura-Madrid es una niña de 14 años que se encontraba con amigos de su edad en una zona acotada, según informaron a este diario desde la Policía Local de Illescas. Los propios acompañantes avisaron el sábado a los servicios de emergencias del suceso, ocurrido a apenas 300 metros de la estación de tren de la localidad de la comarca de la Sagra. Como hipótesis, la investigación baraja que la menor estaba junto a la vía para hacerse una fotografía y fue succionada por el convoy.

La zona donde se produjeron los hechos está vallada desde hace aproximadamente un año con un obstáculo de unos dos metros y medio de altura. Por ello, los chavales debieron sortear este elemento o llegar caminando desde la propia estación hasta el lugar de los hechos. Se trata de una zona acotada donde no debería haber nadie normalmente, según la Policía Local, por lo que no había ninguna zona de paso para peatones.

Según ha podido saber este diario, la hipótesis de la investigación baraja que la menor podía estar junto a la vía del tren para hacerse una fotografía y fue succionada por el tren al paso por el lugar de los hechos.

El tren que arrolló a la menor, según los horarios de Renfe, debió de ser el de media distancia que cubre la línea Huelva-Madrid, con paso por muchas poblaciones de Extremadura y por Oropesa y Talavera, en la propia provincia de Toledo. Después de Talavera, cuya parada está prevista a las 18,51 horas, el convoy tendría que haberse detenido posteriormente en Leganés, pero, aproximadamente, a los 50 minutos de la reanudación de la marcha desde Talavera, se produjo el atropello dentro del término de Illescas.

dolor en illescas. El Ayuntamiento de Illescas reaccionaba inmediatamente tras el fallecimiento de la menor y mostró la consternación del municipio con la suspensión del ‘entierro de la sardina’, elemento nuclear de los Carnavales. «Tras el suceso acaecido ayer, que supuso el fallecimiento de una joven vecina del municipio en un accidente ferroviario, el Ayuntamiento de Illescas ha decidido suspender los actos previstos en la jornada de hoy con motivo del entierro de la sardina. El Ayuntamiento desea trasladar sus más sinceras condolencias a sus familiares y amigos», informaba ayer el Consistorio de la comarca de la Sagra en una red social.

El alcalde de Illescas, José Manuel Tofiño, expresaba en palabras a este diario el dolor de los vecinos de la localidad por este fallecimiento de la menor, que obligó a la suspensión del acto festivo previsto para ayer por la tarde.