La Junta subraya que sentencia no cuestiona la convocatoria

La Tribuna
-

El delegado de la Junta en Talavera ha tachado de «absurdo» que el Gobierno municipal intente «cargar cualquier tipo de responsabilidad a la Junta», y el PSOE les ha acusado también de «incapacidad de negociar»

La Junta subraya que sentencia no cuestiona la convocatoria

El delegado de la Junta en Talavera, David Gómez Arroyo, ha asegurado que la Junta de Comunidades mantiene relaciones con los representantes sindicales sobre las condiciones laborales de sus empleados y sus trabajadores y «no lo hace con las relativas a los trabajadores de otras administraciones». Gómez ha hecho estas declaraciones en relación a la sentencia judicial del Tribunal Superior de Justicia de Castilla-La Mancha (TSJCM) que ha reconocido la equiparación salarial de los trabajadores de los planes de empleo y ha condenado al Ayuntamiento de Talavera al pago de las correspondientes indemnizaciones a los trabajadores de los planes de empleo llevados a cabo por el Consistorio talaverano. 
En opinión de Gómez, es «de todo punto absurdo» que tratándose de una sentencia judicial donde no se menciona a la Junta de Comunidades y hace referencia a las relaciones entre los trabajadores del Ayuntamiento con el propio Consistorio, la portavoz del Gobierno municipal «trate de echar balones fuera, intentando cargar cualquier tipo de responsabilidad a la Junta».
Asimismo, ha manifestado en nota de prensa que en la sentencia del Tribunal «en ningún caso se cuestiona la convocatoria del plan de empleo, que es la misma para todos los ayuntamientos de los casi 1.000 municipios de Castilla-La Mancha, sino que se refiere más bien al modo en el que el equipo de Gobierno de Talavera gestiona sus relaciones laborales».
Prepotencia. Por su parte, el portavoz del Grupo Municipal Socialista, José Gutiérrez, ha manifestado en nota de prensa que esta sentencia deriva de «la prepotencia, la soberbia y la incapacidad de negociar y dialogar del gobierno Ramos» y ha lamentado que «puede costar muchos millones a las arcas municipales». Por ello, ha calificado de «lógico» que el Gobierno municipal haya decidido recurrirla por ser «una cantidad muy importante que puede reventar las costuras de los presupuestos municipales».
No obstante, para Gutiérrez este problema se podría haber evitado haciendo las cosas bien, «porque ni han negociado con la parte social las bases, ni las condiciones de trabajo ni nada de nada, limitándose a delegar en IPETA, donde no hay sindicatos». Asimismo, ha criticado que «todo lo que se les ocurra sea repartir culpas y no hacerse responsables de nada». En este sentido, ha recordado que la consulta que el Ayuntamiento hizo a la Junta es de junio de 2018, «y la denuncia de los sindicatos es de 2017».