El 70% de los empresarios teme por el futuro de su negocio

LT
-

Es una de las primeras conclusiones de una encuesta realizada por la patronal regional Cecam. Más de la mitad de las empresas calcula que perderá al menos un 40% de su facturación

El 70% de los empresarios teme por el futuro de su negocio - Foto: Rosa Blanco

El impacto económico que la crisis generada por el coronavirus está teniendo ya en las empresas y autónomos de la región ha llevado a la gran mayoría de ellas, un 83 por ciento de las empresas encuestadas, a manifestar que su actividad se verá afectada de forma muy negativa, considerando el 17 por ciento restante que los efectos de esta crisis serán negativos. Más de la mitad de las empresas perderán al menos un 40 por ciento de su facturación. Y casi la totalidad, un 95 por ciento de las empresas, verán afectadas sus ventas en al menos un 20 por ciento.

Además, la mayor preocupación de las empresas de Castilla-La Mancha es la continuidad de su negocio una vez se supere la crisis sanitaria: 7 de cada 10 empresarios y autónomos de la región manifiestan que esa es su preocupación prioritaria, seguida de otros factores como son los costes laborales, con un 64 por ciento de las respuestas, y la financiación, con el 50 por ciento.

Estos son algunos de los principales datos extraídos en un primer análisis de la encuesta dirigida a las empresas y autónomos de Castilla-La Mancha que ha elaborado CECAM, en colaboración con sus organizaciones empresariales miembro, y que continúa abierta, con el objetivo de conocer la situación de las empresas y poder así hacer un diagnóstico sobre sus necesidades, para trasladar aquellas medidas que sean necesario acometer y que les ayuden a paliar las consecuencias negativas de esta crisis.

Entre las conclusiones principales de este estudio se observa que a corto plazo, ya se han detectado los primeros problemas como la falta de liquidez, la necesidad de obtener financiación ajena (endeudarse) para poder hacer frente a los pagos a corto plazo, y el agravamiento de la morosidad con el no cobro de las facturas pendientes.

El 96 por ciento de las empresas y autónomos afirman que a corto plazo tendrán problemas de liquidez y 9 de cada 10 empresas encuestadas reconocen que necesitarán ayuda financiera adicional para poder continuar con su actividad empresarial.

Destacable es la preocupación mostrada por la morosidad para pymes y autónomos: Más de la mitad de los encuestados la citan como uno de sus mayores problemas. Y para 8 de cada 10 empresas, la morosidad es un problema derivado de la crisis; consideran que esta cuestión les va a afectar e incluso algunas empresas señalan que ya les está afectando.

Este primer análisis de los datos arroja otras conclusiones, como la imposibilidad para cerca de la mitad de las empresas y autónomos encuestados de implementar el teletrabajo en su actividad, como mayor obstáculo en esta situación. Algo de lo que ya alertamos desde CECAM y las Organizaciones empresariales de Castilla-La Mancha, debido a las características específicas del tejido productivo de nuestra región, compuesto mayoritariamente por pequeñas y medianas empresas y autónomos, lo que hace que la opción del teletrabajo resulte inviable en muchas empresas y sectores, por la propia conformación de la actividad laboral, que requiere la presencia física del trabajador en la mayoría de sectores como pueden ser la industria, el sector agrario y ganadero, la construcción o en la mayoría de los servicios.

En esta encuesta han participado más de un centenar de empresarios y autónomos de las cinco provincias de la región, pertenecientes a trece sectores productivos diferentes, siendo los mayoritarios los sectores de comercio, reparación de vehículos, industria manufacturera, construcción y hostelería.