scorecardresearch

Más de 200 vecinos protestan por familia okupa problemática

J.M.
-

La pancarta 'No tenemos miedo. El pueblo se ha unido' expresaba el hartazgo por un clan que acumula 20 denuncias por robos, amenazas o coacciones en un año

Más de 200 vecinos protestan por familia okupa problemática

Más de 200 vecinos secundaron el lunes la convocatoria de una manifestación por las calles de Cazalegas para protestar contra una familia de okupas que han desencadenado 20 denuncias por robos, amenazas o coacciones en el último año. ‘No tenemos miedo. El pueblo se ha unido’ rezaba una de las pancartas elaboradas para evidenciar el hartazgo por la repetición de conflictos por parte de ese grupo.

Los manifestantes partieron de la plaza de España, lugar donde se encuentra el Ayuntamiento de Cazalegas, y completaron un recorrido por el núcleo urbano, que incluyó estar al lado de la vivienda ocupada. «No hubo incidentes», comentó a este diario el alcalde, Francisco Javier Blanco, quien participó también como un vecino más de esta protesta por las calles de la localidad.

Se trata de la primera manifestación convocada en este municipio de 1.800 empadronados localizada a unos 15 kilómetros de Talavera. De esta manera, los vecinos de Cazalegas esperan que con esta presión logren que el clan se vaya del municipio a tenor de la tardanza de la vía judicial.

La presencia de la Guardia Civil se ha multiplicado estos últimos días, con una presencia casi constante en el núcleo urbano. Este refuerzo de la vigilancia se debe a la Junta Local de Seguridad celebrada el pasado día 6. Allí, el alcalde expuso el problema ante el subdelegado del Gobierno, Carlos Ángel Devia, y a los mandos de la Guardia Civil y de la Policía Local.

Posteriormente, más de un centenar de vecinos llenaron el pasado día 15 el aforo de la Casa de la Cultura del Ayuntamiento de Cazalegas para abordar el contenido de la Junta Local de Seguridad. El alcalde, Francisco Javier Blanco, indicó entonces a este diario que intentó traquilizar a la población ante los incidentes generados por la familia en el último año y recalcó ya que la Guardia Civil y la Policía Local iban a reforzar la seguridad.

Blanco lanzó hace unos días en palabras a este diario «un aviso a navegantes» a los ocupas que lleguen a la localidad porque se encontrarán con la oposición frontal del Ayuntamiento de Cazalegas y de los vecinos. Precisamente, el alcalde pide a los residentes que colaboren contra la ocupación ilegal de casas.

«Por parte de este ayuntamiento, esta es una más de las últimas acciones que se están adoptando, dentro de la legalidad vigente y del margen de legal actuación que se tiene», explicaba el Consistorio sobre la convocatoria de la Junta Local de Seguridad.

Ahora, los vecinos han pasado también a la acción con la convocatoria de esta manifestación, que probablemente sea la primera de más para hacer pública la desesperación por el comportamiento de esta familia.