La hora del recreo

F. J. R.
-

El Colegio La Candelaria de Azucaica organiza con sus alumnos un homenaje cantado desde los balcones para que lo escuchen los ancianos de la residencia del barrio

Los más pequeños de las casas son sin duda los que más están sufriendo estos días de confinamiento. Es difícil canalizar todas sus energías entre cuatro paredes las 24 horas del día, y a pesar de los juegos, los deberes y las buenas dosis de televisión que se están metiendo, muchas veces echan de menos ese rato de juegos diario que para ellos es el recreo. Por eso, los maestros del colegio La Candelaria del barrio de Azucaica no han dudado en organizar una divertida y emotiva iniciativa. Un particular recreo desde el balcón que sirva además para alegrar la mañana a los vecinos. Especialmente a los más mayores.
A las 12:00 horas de ayer comenzó la puesta en marcha de este original recreo. Desde el colegio se pidió a todos los niños del barrio que salieran por ventanas y balcones para cantar una canción que estaban trabajando en el cole antes de la suspensión de las clases, la canción de los derechos de Unicef.
Los vecinos de la calle Azafrán se sumaron sin dudarlo a esta iniciativa en el día de ayer, realizando una divertida interpretación. La iniciativa tiene además un fin social, ya que desde el colegio se han puesto en contacto con la residencia de ancianos del barrio para que todas las mañanas a las 12 abran sus ventanas y los más mayores puedan disfrutar del ánimo y el apoyo de los más pequeños a través de sus alegres voces. Una curiosa forma de hacer más llevaderos estos días de confinamiento.


Más fotos:

La hora del recreo
La hora del recreo
La hora del recreo
La hora del recreo