San Marcos acoge la historia del poblado obrero en 750 fotos

M.G
-

La asociación vecinal 'Azumel' organiza una muestra que recorre la vida de muchas familias toledanasy su estrecha vinculación con la Fábrica de Armas. El colectivo conserva unas 4.000 fotografías

San Marcos acoge la historia del poblado obrero en 750 fotos - Foto: Yolanda Lancha

Retazos de días primaverales de fútbol, de conversaciones entre vecinos, de jornadas laborales intensas, de visitas ilustres, de caras conocidas, de rostros que no están pero estuvieron y fueron muy queridos... Fotos de la maquinaria, de las instalaciones y, sobre todo, de lo que significó la Fábrica de Armas para el poblado obrero. El Centro Cultural San Marcos estrena una muestra de 750 fotografías, titulada ‘70 años de poblado obrero’, que transmite historia, vivencias de pasado y resalta la importancia de la Fábrica de Armas en la ciudad durante muchos años, unas instalaciones que han sido testigo del trabajo, el tiempo y la vida de muchos toledanos.
Esta exposición traslada a la ciudadanía al pasado para que «Toledo vuelva a recordar lo que fue la fábrica con su dichosa sirena que tocaba un montón de veces y despertaba a toda la ciudad», explicó ayer durante la inauguración José Rodríguez de Barrasa, presidente de la asociación vecinal ‘Azumel’, que cuenta con 4.000 fotografías relacionadas con el Poblado Obrero gracias a las aportaciones de familiares y herederos durante los últimos años. «La Fábrica ha supuesto para mí toda mi vida», confesó con cierta añoranza porque considera que su cierre en 1996 fue «un golpe y una desgracia» para alguien que trabajó y dedicó tantas horas desde los 15 años.
La muestra ocupa buena parte del Centro Cultural de San Marcos gracias al gesto del equipo de Gobierno municipal al ceder las instalaciones para este proyecto. La exposición trae a la actualidad los recuerdos de Toledo y aporta un cálido homenaje a la Fábrica de Armas y resalta la importancia del recinto para la historia de la ciudad.
Además, Rodríguez también considera que de alguna manera cobra el protagonismo que le niegan «los que tienen una categoría intelectual que no se han preocupado de escribir» sobre la Fábrica a pesar de que estuvo abierta 250 años. En este caso, la asociación ‘Azumel’ está intentando rescatar y plasmar parte de su historia «a pesar de que seamos unos neófitos».
Por otro lado, el portavoz del equipo de Gobierno municipal, José Pablo Sabrido, entiende que con esta muestra «se hace justicia a una parte de la historia de Toledo» y subrayó el orgullo de la ciudadanía «por su fábrica, su poblado obrero y por tantos trabajadores que han hecho que tenga un nombre».
Sabrido también destacó la labor universitaria en las antiguas instalaciones desde hace años y su rendimiento futuro como centro tecnológico gracias al convenio entre el Ayuntamiento y la Universidad para la cesión de terrenos con la intención de abrir las puertas «a las nuevas tecnologías y la formación».
También la candidata del PP a la Alcaldía, Claudia Alonso, quiso resaltar ayer el significado de esta muestra «que simboliza la esencia de los toledanos». Muchos de los visitantes se encontrarán con familiares y allegados en la amplia colección de fotos que se expone, pero también disfrutarán de un amplio recorrido por la Fábrica de Armas, ya que hablar de ella «es hacerlo del corazón de Toledo». En definitiva, supone hablar de la gente trabajadora, humilde y responsable que se levantaba para luchar, trabajar y sacar adelante esta ciudad».
Para Alonso, el significado va más allá, ya que tiene claro que del poblado obrero se puede aprender «a construir una ciudad entre todos», algo importante en política.