La íntima relación de la Escuela Gimnasia y Toledo

J. Monroy
-
La íntima relación de la Escuela Gimnasia y Toledo - Foto: David Pérez

José Luis Isabel y Enrique Sánchez Lubián abren el ciclo de conferencias del centenario de la Escuela mostrando la importancia que tuvo para la ciudad

Un civil y un militar, la fundación de la Escuela de Gimnasia y su importancia para la ciudad han protagonizado este jueves la primera de las conferencias organizadas con motivo del centenario de la Escuela Central de Educación Física (ECEF). José Luis Isabel y Enrique Sánchez Lubián contaron en el auditorio del Museo del Ejército la importancia que para Toledo tuvo la Escuela.
Isabel explicó el origen de esta entidad tan toledana en el Academia de Infantería. Fue la labor realizada por José Villalba Riquelme, el comandante Federico Gómez de Salazar y el comandante médico Federico González Deleito la que dio origen a la ECEF en 1919. Fue, apuntó, el primer organismo que se preocupa en España de la necesidad de la educación física para conservar la salud, que en el ámbito local, ayudó a los toledanos a conocer el deporte.
Sánchez Lubián, por su parte, se acercó a la proyección civil de la Escuela, cómo recibió la ciudad la noticia, y la proyección civil que tuvo. Se veía desde el primer momento como una fuente de ingresos y empleos. De  forma que, cuando dos años después de su fundación, apuntó el periodista, la Escuela se planteó marcharse de Toledo, hubo inquietud en la ciudad. Hasta que el Ayuntamiento cedió gratuitamente más de cien mil metros y el Ministerio de la Guerra se comprometió a una serie de inversiones. Además, desde los años 20, la mayor parte de deportes que se han hecho en Toledo han sido en la Escuela.
Como profesor de la Academia, Villalba se dio cuenta que uno de los déficit del Ejército español era la falta de educación física en los soldados. Cuando creó la Escuela, se planteó contribuir a la formación física de los militares en activo y que todos los maestros en el Ejército, aprendan en Toledo para que en su vida civil den educación física en los colegios, y que los niños de mayores tengan ya una base. De ahí uno de los primeros hitos de la Escuela, la elaboración en 1924 de la primera cartilla gimnástica infantil para los colegios. Fue el primer manual para enseñanza deportiva en España. Y ese mismo año, comienza a dar cursillos a maestros.
Mientras tanto, continuó Sánchez Lubián, gracias a la Escuela en Toledo comenzaron a practicarse deportes casi inéditos en España, como el béisbol, rugby y baloncesto.
En los años treinta, a partir de la experiencia en la Escuela, el Estado crea en la Facultad de Medicina de Madrid un apartado para formar profesores de educación física. Terminada la Guerra Civil, la Escuela se centra en la formación militar y de maestros de educación física, relacionados con Falange. Hasta que en 1960, también utilizando el modelo de la Escuela, se crea INEF, que en 1980 adquiere rango universitario. Hasta entonces, la Escuela había formado a 6.000 titulados en educación física, el 60 por ciento de los existentes.
Mientras tanto, en los años 70 se mejoraron las instalaciones de la Escuela, con la creación de la piscina y el pabellón y la mejora de la pista de atletismo. Eso posibilitó que algunos deportistas de Toledo comenzaran a entrenar allí. Finalmente, en 1985 el Ayuntamiento compró las instalaciones por 605 millones de pesetas. En 1991, las comenzó a gestionar el Patronato.