La provocación vuelve a adueñarse de ARCO

SPC
-
La provocación vuelve a adueñarse de ARCO

Santiago Sierra y Eugenio Merino regresan a la feria, que abre hoy sus puertas con 203 galerías participantes, con un 'ninot' gigante del Rey que arderá por contrato en un año

Horas antes de que la 38 edición de Arco abra hoy sus puertas en Ifema y un año después de que una obra sobre los líderes independentistas catalanes presos desatara todo un aluvión de críticas, la polémica volvió a adueñarse de la Feria de Arte Contemporáneo, la última que dirige Carlos Urroz, y a la que ha calificado de «alta calidad». Todo gracias a un ninot del Rey Felipe VI, de Santiago Sierra y Eugenio Merino, que tendrá que ser quemado por el comprador.
La Prometeo Gallery de la italiana Ida Pisani alberga la escultura de cuatro metros y medio, con una estructura interna y realizada con poliuretano, cartón piedra y tela en los talleres valencianos de Manolo Martín, de la empresa de fallas MDoble, que tiene un precio de 200.000 euros.
El contrato con el comprador conlleva que se queme «en un lugar privado y legal», aún por determinar, y a lo largo del año en curso, según explicó ayer uno de los asistentes de Santiago Sierra. La instalación pilló por sorpresa tanto a Urroz como a la codirectora de esta edición y próxima directora de Arco, Maribel López. «Bueno, estos dos artistas siempre llevan su trabajo al límite y ahora parece que lo han hecho con el coleccionista», señaló esta última.
Al margen de la polémica, la feria arrancará hoy su 38 edición con 203 galerías de 31 países y con Perú como invitado estrella. 

La de 2018 fue, junto a los peores años de crisis, la más dura de su trayectoria. Cuando la galería no había abierto sus puertas, los medios se hicieron eco de la presencia de la obra Presos políticos, realizada por Santiago Sierra, que exhibía la galería Helga de Alvear y en la que se mostraba a algunos líderes independentistas encarcelados por el referéndum del 1-O.