Activar el mecanismo de almacenamiento privado del aceite

C.M
-

Martínez Arroyo anunció que en la reunión celebrada en el Ministerio propuso al ministro «que en la reforma de la PAC se busquen herramientas para que el sector sea capaz de autorregularse»

Activar el mecanismo de almacenamiento privado del aceite - Foto: Jose Ramon Marquez

La «complejidad» del sector del aceite de oliva y los problemas a los que deben hacer frente los productores generó la «solidaridad» de un consejero, el de Agricultura, que no evitó la ocasión para solicitar al sector «una mayor integración comercial con la creación de grupos más grandes para defender mejor el producto». Una vez dicho esto, y en torno al conflicto desatado ante las amenazas norteamericanas, quiso Francisco Martínez Arroyo acreditar que desde el Gobierno regional se están buscando las posibilidades más adecuadas para hacer frente a la decisión de Trump.  
De hecho, confirmó que en la reunión mantenida este lunes en el Ministerio de Agricultura «nos plateamos como una de las opciones proponer a la Comisión Europea que se active el mecanismo de almacenamiento privado del aceite» como respuesta a la amenaza y como ayuda en un momento de bajos precios en el sector. En este foro, el consejero explicó que él mismo propuso «al ministro, y creo que tiene la intención de ir en esta línea, que en la reforma de la PAC busquemos más herramientas para que el sector sea capaz de autorregularse de verdad», para que existan «instrumentos de mercado que ahora no se ofrecen» que posibiliten «que el colectivo pueda reaccionar de manera directa y sin pedir permiso a Bruselas, de manera más flexible». Y es que, apuntó Martínez, «la PAC es también esto además de las ayudas».
En cuanto a la «unidad en la respuesta» al desafío, aseguró que «no tenemos que ser débiles porque «no es razonable que el sector agroalimentario se vea afectado por el conflicto por las ayudas al sector aeronáutico» ya que aunque cumple con la normativa de la Organización Mundial del Comercio, «no parece razonables que sea ese el camino, y la Unión Europea va a defender esa posición antes del día 18, intentando que no se confirme lo que hasta ahora son sólo amenazas». Eso a pesar de que «las expectativas no son excesivamente optimistas», por lo que también dio cuenta del «consenso para solicitar a la Unión Europea que se activen las ayudas específicas que hay para situaciones de crisis como esta», y que se «pongan a disposición más fondos para la promoción» para «buscar mercados alternativos», como ya se ha hizo con el queso manchego.