1.500 pulseras turísticas vendidas en los primeros 5 meses

Lola Morán Fdez.
-

El proyecto arrancó el 1 de marzo con el fin de «poner a la ciudad en el mapa turístico» y permite visitar los templos de La Colegial, Santiago el Nuevo, Santa Catalina y la Basílica

1.500 pulseras turísticas vendidas en los primeros 5 meses

Alrededor de 1.500 personas han adquirido la pulsera turística de Talavera en sus primeros cinco meses de andadura. Así lo confirmó a este diario Anastasio Gómez Hidalgo, ecónomo del Arzobispado de Toledo, institución al frente de este proyecto en el que cuenta con la colaboración del Ayuntamiento de Talavera.
Se trata de un proyecto que arrancó el pasado 1 de marzo con la apertura al Turismo de los templos de La Colegial, Santiago el Nuevo y la Basílica del Prado, a los que se sumó en mayo la iglesia de Santa Catalina, una vez finalizó en este espacio la exposición ‘aTempora’.
Como explicó el ecónomo del Arzobispado, lo que se pretende con este proyecto es «poner a la ciudad en el mapa turístico poco a poco y que, hoy por hoy, en nuestro país, no tiene nadie como lugar para visitarlo». Pese a ello, Gómez destacó que se ha apostado por la ciudad porque Talavera «tiene historia que contar» a través de sus monumentos.
El ecónomo manifestó que el proyecto está funcionado «como se esperaba», si bien apeló a una mayor colaboración por parte de los propios talaveranos para que «se crean» el potencial que tiene la ciudad y contribuyan a difundir esta iniciativa.
Como recordó Gómez, para su desarrollo, el Arzobispado de Toledo firmó un convenio de colaboración con el anterior equipo de Gobierno y añadió que la actual alcaldesa ha trasladado de igual manera su intención de colaborar en la misma línea.
La puesta en marcha de este proyecto en Talavera ha permitido la contratación de cuatro trabajadores a media jornada que tiene como objetivo «mantener la llama viva de unas visitas».
Hasta el momento, el balance es satisfactorio, si bien el objetivo es «que Talavera pueda ser una ciudad como lo es Plasencia». La pretensión es que se vea la ciudad «como una opción real para pasar el fin de semana, estar un día a comer, o ir y volver, si te da tiempo ver dos monumentos por la mañana y dos por la tarde sin prisas...».
«Talavera tiene buenos sitios para comer, algo que comprar que es la cerámica, faltaba la visita regular, que ya la hemos puesto nosotros», destacó el ecónomo, quien apuntó que el reto ahora es que los propios talaveranos «hablen bien del proyecto de la pulsera y se identifiquen» con el proyecto, algo en lo que se trabaja desde la organización.
visitantes. Desde el 1 de marzo y hasta finales del pasado mes de julio se han vendido alrededor de 1.500 pulseras turísticas. Según su procedencia, el 80% de los turistas que han adquirido esta pulsera son de Madrid, desde donde se desplazan hasta Talavera para pasar el día; también hay una destacada representación de Andalucía, que en este caso sí pernoctan en la ciudad;y en tercera posición se encuentran los turistas de la zona norte del país, que visitan la ciudad de paso a otros destinos.
Asimismo, la acogida por parte de los propios talaveranos está siendo satisfactoria y, según se va dando a conocer, se amplía el interés por visitar estos cuatro monumentos. Hay quienes solicitan además información de la pulsera para amigos o familiares de otras ciudades que van a visitar la ciudad y poder ofrecerles esta opción para conocer mejor Talavera.
Aproximadamente un 10% del Turismo que pasa por la Colegial, uno de los puntos de referencia de este proyecto, adquiere esta pulsera turística; en el caso del Turismo de grupos, la mayoría aún acuden con viajes cerrados si bien se prevé un incremento de las ventas de la pulsera en este sector puesto que se ha ampliado la información a grupos sobre este proyecto.
El precio de la pulsera turística es de 7 euros y funciona como una entrada única que permite acceder de manera ilimitada a estos cuatro monumentos. No tiene caducidad y, si no se manipula ni se quita, permite realizar las visitas incluso en diferentes horarios y días, dentro del horario fijado para este acceso a turistas.
Esta pulsera es además gratuita para los residentes de Talavera, previa acreditación mediante el carné de identidad, así como para niños hasta 10 años, y religiosos acreditados.
El horario de apertura de estos templos a visitas turísticas es viernes de 16:00 a 19:00 horas; sábados de 10:00 a 14:00 horas y de 15:00 a 19:00 horas;y domingos de 10:00 a 14:00 horas. El resto de días se puede solicitar previa reserva telefónica en el número 648 785 408.
A estas visitas de carácter libre se han sumado otras que se han organizado de manera guiada. Así, el pasado abril se desarrollaron tres visitas de este tipo que permitieron conocer el templo de La Colegial y el de Santiago el Nuevo, además de un mural cerámico. En junio se sumaron otras tres que llevaron en este caso a los participantes hasta la iglesia de Santa Catalina y la Basílica del Prado.
Desde el proyecto se ofrecen a colaborar con el Ayuntamiento para continuar con este tipo de iniciativas, que se suman a otras como la decena de aperturas nocturnas celebradas para dar a conocer los templos en este horario especial.