Los Cigarrales ofrece las viviendas turísticas más caras

M. G.
-
Los Cigarrales ofrece las viviendas turísticas más caras - Foto: Yolanda Lancha

El informe municipal sobre estos alojamientos en ese barrio de la ciudad apunta un precio medio de 33 euros por persona y noche, ya que se tratan de chalets completos. Los más baratos se ubican en Santa Bárbara

Libertad de precios y una amplia oferta que se adapta como un guante a un mercado en constante crecimiento. Las viviendas de uso turístico en Toledo se han convertido en poco tiempo en una buena alternativa de alojamiento para viajeros que buscan otras comodidades que no ofrecen los hoteles, para familias que prefieren encontrarse como en casa cuando viajan y para todos aquellos turistas que buscan calidad a buenos precios. Nuestra ciudad ha asentado  un buen catálogo de este tipo de inmuebles, a pesar de que la mayoría  escapa aún a la legislación y tanto el Gobierno regional como el Ayuntamiento trabajan para ofrecer una mayor regulación, y el cliente tiene la posibilidad de alojarse en cualquiera de los barrios de la ciudad para disfrutar unos días.
Toledo ofrece, al menos, 411 viviendas de uso turístico, es decir, el 32% de la oferta total de alojamiento según se desprende del informe municipal elaborado recientemente para evaluar el fenómeno. Si bien, no todas cuestan lo mismo, están ubicadas cerca del Casco o disponen del mismo número de habitaciones. Hay viviendas y apartamentos turísticos para todos los gustos. Los más caros se encuentran en la zona de los Cigarrales. Allí se contabilizan unos cuantos chalets, aunque la oferta es muy tímida todavía porque únicamente se ofrecen 96 camas.
Este dato, extraído del estudio técnico realizado basado en las plataformas de anuncios de este tipo de alojamientos, como Airbn,   se acompaña también de un precio llamativo, 33 euros por persona y noche. Además, el informe ha detectado, al menos, un casa en esta zona con capacidad para 16 personas por 721 euros la noche, una oferta razonable tratándose de un  alojamiento tan grande, pero en principio incumple la normativa regional, que fija como máximo una docena de personas por inmueble.
Es cierto que a los turistas les sale más barato que alojarse en los hoteles, pero aun así la diferencia de costes con otras viviendas turísticas de la ciudad es notable, sobre todo, si se compara con las más baratas, las que ofrece el barrio de Santa Bárbara, que mantiene en el mercado 70 camas -una docena de alojamientos completos- por 15,40 euros por persona y noche.
Aunque el estudio arroje que la oferta de viviendas turísticas fuera del Casco Histórico es  «testimonial», sobre todo, teniendo en cuenta que acumula 369 inmuebles completos, unas 1.858 camas,  los viajeros pueden optar también por pasar una o más noche en el barrio del Polígono, ya que dispone de ocho viviendas destinadas a este uso, unas 59 camas, por 17,2 euros persona y noche.
más barrios. La oferta de viviendas turísticas también se ha fijado en Buenavista, Valparaíso y la Legua, aunque es más escasa que en otros barrios. En principio,  cuentan con nueve alojamientos completos, con 77 camas aproximadamente, y un precio de 22,54 euros por persona y noche. En este caso, la estancia es más cara que en el Casco Histórico porque  la mayor parte de las viviendas son chalet o de importante tamaño.
Azucaica tampoco ha querido perder la oportunidad de participar en este modelo de negocio y ha puesto a disposición del turismo 42 camas, a un precio de 20,40 euros por persona y noche.
De este estudio técnico se desprende también que Toledo va ganando posiciones en este mercado de las viviendas turísticas, sobre todo, en el Casco, aunque también está intentando expandir su oferta al resto de barrios. Pese a todo,  este tipo de alojamiento continúa creciendo en el Casco y el interés turístico, en la mayoría de las ocasiones, se centra en la ubicación del inmueble dentro del área monumental, las vistas y las características singulares de muchos de ellos, como artesonados, muros, fachadas y otros elementos arquitectónicos que ofrecen un plus a la hora de elegir alojamiento.