scorecardresearch

Lucas Búa reaparece este domingo en Madrid

J. M. Loeches
-

El toledano participará en un control, en el Centro Municipal Deportivo Gallur, en la prueba de los 300 metros lisos

Lucas Búa no compite desde antes del verano

Después del fiasco de la pasada temporada y su ausencia en los Juegos Olímpicos de Tokio, el toledano Lucas Búa vuelve este domingo a la pista. Será en un control de marcas que se celebrará en el Centro Municipal Deportivo Gallur, en Madrid, en la prueba de los 300 metros. Y es que, aunque su deseo era realizar sus primeras incursiones este otoño en la distancia de 800, la falta de pruebas le ha obligado a cambiar de planes.

Así las cosas, el atleta del FC Barcelona se va a probar con el objetivo de acumular en las piernas las primeras competiciones y coger ritmo. Y es que, le viene en 2022 un año exigente con con Mundiales en pista cubierta y al aire libre y Europeo al aire libre. Además, el ensayo será de nivel, con la presencia de otros internacionales como Mark Ujakpor o Bruno Hortelano.

De hecho, Búa llega con el mejor tiempo de los inscritos, con 34.79, por delante del canario Ujakpor y de Gen Esteban San Millán. También participarán otros velocistas como Javier Ocaña, Eduardo Frechilla, Alberto Muñoz o Eliam Fernández. El toledano considera que será una carrera bonita en la que probarse junto a otros buenos atletas.

Hay que recordar que 2021 es ya pasado para el corredor capitalino. Ya reconoció que la presión pudo con él y que no conseguir los objetivos le acabó pasando factura, tanto a nivel individual como a nivel colectivo, en el relevo 4x400, del que salió en los últimos intentos por obtener el billete para la capital japonesa.

Ya con aires renovados, Lucas Búa confía en recuperar la continuidad que los meses de la pandemia no le han permitido. Y es que, hay que recordar que la lesión de 2019 le frenó y, cuando empezaba a reincorporarse, a principios de 2020, se inició el confinamiento. Es verdad que  el toledano nunca alcanzó su nivel anterior, y ese es precisamente el reto que pretende alcanzar, estar a la altura del mejor Lucas Búa. O, si es posible, superarlo.