Un problema de seguridad vial impide, por ahora, abrir la calle Bélgica

Susana Jiménez/Toledo
-

La Delegación del Gobierno explica que se está trabajando para solucionarlo, y asegura que «nada impide» al Ayuntamiento comenzar a instalar el alumbrado público en la zona

Un problema de seguridad vial impide, por ahora, abrir la calle Bélgica - Foto: Yolanda Lancha

Las vallas que cierran el paso de vehículos al vial que conecta la A-40 con la calle Bélgica, «nada tienen que ver» con que el Ayuntamiento pueda ir procediendo a la instalación del alumbrado público en la zona, ya que una cosa no impide la otra. «Si quieren ir instalando el alumbrado, que lo hagan; nosotros encantados», aseguraban en declaraciones a La Tribuna fuentes de la Delegación del Gobierno, ya que a su parecer no hay nada que se lo impida.
De esta forma respondían desde la Delegación a las manifestaciones realizadas este lunes por el concejal de Movilidad y Seguridad Ciudadana, Rafael Perezagua, quien señalaba que la calle está terminada, asfaltada, pintada, con pasos realzados y señales, que se comprometen a hacerse cargo del alumbrado público, pero que para ello la Delegación debe proceder a su apertura.
Unas declaraciones que desde la Delegación aseguran «no entender», puesto que una cosa nada tiene que ver con la otra. En esta línea subrayan que no hay nada que impida al Ayuntamiento ejecutar los trabajos necesarios para la instalación del alumbrado público, y les invitan, «si de lo que se trata es de iluminar» la zona, a comenzar a hacerlo.
Aseguran asimismo que las vallas se mantienen «por seguridad vial», puesto que «lo importante para nosotros es salvar vidas», y que no serán retiradas hasta que no se solucione el problema de seguridad vial que presenta.
Aunque no precisan de qué problema de seguridad se trata,  desde la Delegación del Gobierno aseguran que se está trabajando «para solucionarlo».
A este respecto, y preguntado  sobre cuál sería el problema que se podría estar produciendo en este punto, el inspector de la Policía Local y responsable de la coordinación de operativos, Antonio Sánchez Palencia, explicaba que a priori esta calle no presenta ningún problema de seguridad vial, puesto que se trata de «un cruce en T como por ejemplo el de las calles Alemania e Italia».
Preguntado por esta situación de la calle Bélgica tras visitar junto a la concejal de Accesibilidad el entorno del Colegio Nuestra Señora de los Infantes, el inspector apuntaba que «otra cosa es que una vez que esté en funcionamiento se sature», pero será entonces, si esta situación se produce, cuando se deban plantear medidas.
Respecto a la apertura al tráfico de la calle Bélgica, desde el punto de vista de la seguridad vial considera que no existe ningún impedimento.

A la espera. Y mientras tanto, los vecinos de esta zona del barrio de Buenavista se mantienen a la espera y sin noticias sobre cuándo podrán utilizar esta nueva vía que les conectará de forma directa tanto con la A-40 como con la Circunvalación.
Así lo explica el presidente de la Asociación de Vecinos ‘Parque de Nara’, José Luis Gascón, quien confía en que «de una vez» se abra este vial. Apuntaba que durante los últimos días se ha visto a gente trabajando en la zona, pero no han recibido comunicación alguna sobre cuándo podría inaugurarse o abrirse al tráfico la calle.