Los pianos toman Toledo

J. Monroy
-
Daniel del Pino, pese a su juventud, cuenta con una consolidada trayectoria. - Foto: Victor Ballesteros

Este domingo habrá dos pianos de gran cola y cuatro de cola en las plazas de Ayuntamiento, Zocodover, Padilla y El Salvador, así como en el Palacio de Congresos y el paseo del Tránsito

Este domingo, las calles de Toledo vivirán una situación insólita. Porque si el tiempo lo permite, se van a convertir en improvisados escenarios musicales. Por segundo año consecutivo, los pianos van a tomar el Casco.
Tras la experiencia del pasado año, de la mano de la Fundación Jesús Serra, el Ayuntamiento de Toledo ha querido dar respuesta a las múltiples peticiones que ha recibido para repetir el programa Pianos en la Calle. En esta ocasión, explica la concejal de Cultura, Nuria Cogolludo, el Consistorio se ha decidido por contratar por casi ocho mil euros a una empresa con seis pianos (dos de gran cola y cuatro de media cola), junto a sus respectivos animadores culturales.
El objetivo del Ayuntamiento, explica Cogolludo, es «promover la divulgación y la práctica universal de la música, a través de la participación ciudadana, con la idea principal de que la música esté al alcance de todo el mundo, sin distinción de edad, procedencia, género o circunstancias sociales». La idea es que toledanos y turistas que el próximo domingo estén por Toledo se animen a tocar algo, a ser posible, la banda sonora de su película favorita. No en vano, la actividad se incluye dentro de la programación de este otoño, que el Ayuntamiento ha bautizado como Otoño de Cine.
Los pianos estarán en las plazas del Ayuntamiento, Zocodover, Padilla y San Salvador, así como Palacio de Congresos y paseo del Tránsito, desde las once de la mañana a las siete de la tarde. Cualquiera podrá tocar un rato, respetando los turnos. Eso sí, no habrá partituras, cada uno podrá llevar la suya o tocar de memoria.
Cogolludo espera que, con actividades como esta, puedan seguir repitiéndose cifras de ocupación hotelera como las de este puente del Pilar, en el que se ha alcanzado un 97 por ciento de ocupación, tres puntos por encima de la ocupación de 2017.
Otoño de Cine. Pianos en la Calle se incluye dentro del Otoño de Cine del Ayuntamiento de Toledo. Se trata, recuerda Cogolludo, de una programación especial, que engloba varias actividades relacionadas con el mundo del cine. Así, recoge el Cineclub, el festival Feciso, que ha comenzado con esta semana, el propio Pianos en la Calle y el Festival del Cine y la Palabra, CiBRA, que se desarrollará del 16 al 25 de noviembre.
Cogolludo apuntó que CiBRA cumple diez años y para celebrarlo, sus organizadores están preparando una programación muy especial, con mucho mimo.