Examen de nivel para el Madridejos en Ciudad Real

J. M. Loeches
-

El equipo de Sergio Rubio quiere prolongar la racha sin Amando y Momo y las dudas de Keita, Borja y Abu

Examen de nivel para el Madridejos en Ciudad Real - Foto: Yolanda Redondo

Examen complicado para el CD Madridejos en el Polideportivo Juan Carlos I de Ciudad Real frente al Manchego (17:00 horas). El conjunto toledano quiere seguir en la parte de la tabla de clasificación y alargar la racha que ahora mismo acumulan desde que arrancó la primera vuelta. Sergio Rubio, el entrenador, se lo toma como un test porque quiere saber si están preparados para soportar el ritmo que llevan los de arriba.
Además, los madridejenses llegarán reforzados por el triunfo del pasado domingo en el derbi en el Campo Nuevo contra el CD Villacañas. El madrileño reconoce que el objetivo es «seguir sumando» lo que se pueda, aunque es consciente de que se va a encontrar en partido complicado porque el Manchego «utiliza el juego directo con sus delanteros».
De todos modos, todo lo que sea puntuar será bienvenido, si bien, Sergio Rubio recalca que han preparado el encuentro «para sumar los tres puntos». Y es que, no tener agobios clasificatorios les permite encarar con más tranquilidad las próximas jornadas. Desde su punto de vista, «19 puntos sobre el descenso es mucho en la jornada 24», así que da mucho valor a la temporada que está haciendo el Madridejos, cuando su objetivo no era otro que permanecer una temporada más en el Grupo XVIII de TerceraDivisión.
Volviendo al Manchego de Ciudad Real, Rubio reconoce que es un rival «muy duro» al que van a intentar darle el balón, a pesar de que tampoco es un conjunto que base su fútbol en el trato con la pelota, según el técnico del Madridejos.
En cuanto a bajas, Amando no podrá participar tras ser expulsado en el encuentro ante el Villacañas, mientras que Momo tampoco por lesión, ya que sigue con sus molestias en el tobillo, que no terminan de remitir. Asimismo, se espera que entre Abu, que esta semana ya se ha ejercitado a mayor ritmo, mientras que Keita y Borja, que estaban ‘tocados’, son dudas.