Toledo no prohibirá de momento el botellón en toda la ciudad

J.S.
-

La práctica del botellón fue prohibido por un decreto del Alcaldía a principios de mes para evitar que en la capital se produjeran situaciones de riesgo como las vividas en Tomelloso o Torrijos. La prohibición se sustentaba en el estado de alarma

El equipo municipal de Gobierno no tiene previsto modificar la Ordenanza que prohibe la realización de botellones en el Casco histórico, determinados parques y las zonas de contaminación acústica aunque no lo descarta.
«En este momento no está prevista esta modificación de una Ordenanza que parte de Juventud», señaló el concejal de Seguridad Ciudadana, Juan José Pérez del Pino, que, no obstante, nos descartó que el equipo de Gobierno introduzca cambios en la normativa municipal que regula la ingesta de alcohol en la calle. «Cuando llegue el momento, como todo, habrá que adaptarlo», apostilló.
La práctica del ‘botellón’ fue prohibido por un decreto del Alcaldía a principios de este mes para evitar que en la ciudad de Toledo se produjeran situaciones de riesgo como las vividas en Tomelloso o Torrijos, donde cientos de jóvenes se juntaron el primer fin de semana de junio, horas antes de que tanto la provincia de Toledo como la de Ciudad Real pasaran a la fase 2 de la desescalada.
La prohibición de hacer botellón en toda la ciudad, dado que la Ordenanza no la impide en determinadas zonas de la ciudad, se sustentaba en el propio estado de alarma. Pero una vez que éste ha decaído, la prohibición también.
No obstante, el intendente jefe, José Luis Martín Mora, explicó que durante estas semanas no se han cursado multas o denuncias por la práctica del botellón. «A los grupos a los que se les ha sorprendido se les recordaba que había un decreto que lo prohibía  y se les invitaba a suspenderlo. En casi todos los casos, los jóvenes se iban. Cuando esto no ha pasado se han cursado denuncias por incumplimiento de la distancia de seguridad o por no usar mascarilla cuando no se mantenía el distanciamiento social», explicó Martín Mora.