Irene Sánchez-Escribano estará en los Juegos Mediterráneos

J. Mario Loeches
-

La atleta toledana venció en los 3.000 obstáculos del Mitin de Palafrugell con un tiempo de 10:19:33 que le da el billete para la cita de los próximos 14 y 15 de junio en Aubagne (Francia)

Irene Sánchez-Escribano estará en los Juegos Mediterráneos

Irene Sánchez-Escribano logró el pasado fin de semana su billete para los Juegos Mediterráneos sub 23, cita que se celebrará los próximos 14 y 15 de junio en la localidad de Aubagne (Francia), muy cercana a Marsella. La atleta toledana se impuso en la prueba de los 3.000 obstáculos del Mitin de Palafrugell con un tiempo de 10:19:33 que vale por el billete a la que será su primera cita internacional en pista con la camiseta nacional. El triunfo le llegó por sorpresa a la integrante del Seoane Pampín porque rebajó cerca de medio minuto la marca en su segunda tentativa en esta prueba.
Así lo relata ella misma, todavía «feliz» porque se encontró «muy bien». Y es que, Sánchez-Escribano se esperaba «estar en 10:30 o un poco menos, pero nunca un tiempo tan bueno». Hay que recordar que desde hace varias temporadas, la capitalina se ha centrado en los 1.500 metros y por recomendación de su entrenador se ha pasado recientemente a esta distancia para las pruebas de pista. «Me comentó que era bueno para soltarme y hace dos o tres semanas corrí en Aluche», indica, al tiempo que incide en que el objetivo en tierras gerundenses era «bajar lo que pudiera». Lo importante es que «le voy cogiendo el tranquillo», porque, como insiste, «la técnica es difícil»; además, reconoce que «se me hace más ameno porque cada cierto tiempo tienes que saltar un obstáculo.
De cara a la participación en los Juegos Mediterráneos, cita en la que también estará el bargueño Ángel Ronco, la toledana reconoce que no sabe demasiado de sus rivales porque lleva poco tiempo en la distancia de los 3.000 obstáculos, así que no tendrá otra meta en tierras francesas que «disfrutar» y «mantenerme en mi marca si es posible». Y es que, será la primera vez que Irene Sánchez-Escribano se ponga la camiseta de la selección española en una pista de atletismo. En cursos anteriores se quedó a las puertas en los 1.500 metros, su prueba fetiche.
Así las cosas, la temporada sigue avanzando después de lograr mejor marca personal en el Campeonato de España absoluto, aunque en el sub 23, por el cansancio y los exámenos, no estuvo a un buen nivel. Asimismo, con su club, el Seoane Pampín, sí que cumplió en el Nacional de cross corto adjudicándose el subcampeonato.
De cara al verano, la idea de la atleta capitalina es continuar preparando los 3.000 obstáculos. Desde su punto de vista, otros se le han hecho largos en 1.500 y «vamos a probar por cambiar un poco». Los entrenamientos después de los Juegos Mediterráneos estarán enfocados al Campeonato de España promesa, que tendrá lugar en Durango (Vizcaya) los días 5 y 6 de julio.