Pensamientos y textos emocionales, como aire que respirar

J. Monroy
-

Ángela Escobar Gómez espera que sus lectores disfruten tanto leyendo su primera publicación, presentada ayer en la Biblioteca de Castilla-La Mancha, como ella escribiendo sus textos

Pensamientos y textos emocionales, como aire que respirar - Foto: David Pérez

La Biblioteca de Castilla-La Mancha acogió en la tarde de ayer la presentación de un libro íntimo y personal. Ángela Escobar Gómez exteriorizaba ante la sociedad toledana El aire que respiro, un atadijo de pequeños textos, «ligeros como soplos de aire fresco», explica la propia autora, «que nacen cuando la necesidad de escribir se vuelve tan vital como respirar».
Se trata, confiesa la escritora, de un libro corto, que recopila pequeños textos, de no más de una página en ocasiones, pero que está convencida de que tienen la calidad suficiente para publicarse. Son pensamientos, y escritos sentimentales, muy emocionales.
En realidad, explica Ángela Escobar Gómez, este no es un libro pretencioso, sino «algo sencillo, ligero como el viento». No llega a ser una recopilación de poesía, porque ella no escribe poesía, aunque sí es verdad que sus textos están un poco a caballo entre la prosa y el verso.
Escritora novel. Llevaba Ángela un par de años escribiendo. Lo hacía con ideas sueltas. Su idea no era haber publicado un libro, hasta que decidió juntar y ordenar los textos. Al hacer eso, descubrió que podría se una buena recopilación. Al principio, incluso, le surgió la idea de que fuera una publicación ilustrada, aunque al final se quedó solo en los textos. Así surgió El aire que respiro. Su intención es que los lectores disfruten tanto con sus textos como ella misma lo ha hecho durante la escritura de los mismos.
El presentado ayer en la Biblioteca de Castilla-LaMancha es el primer libro de Ángela Escobar Gómez. ¿El futuro? De momento, este libro ha terminado, y ahora le apetece más hacer algo destinado al público infantil, algo divertido para ellos.