El PP denuncia que Page no tiene «ni proyecto ni intención» de acabar el Paseo de la Rosa

latribunadetoledo.es
-

La viceportavoz del Grupo Municipal Popular, Ángela Moreno-Manzanaro denunciaba ayer cómo «los años y las legislaturas del gobierno socialistas van pasando» y se comprueba cómo las promesas electorales de Emiliano García-Page no se han cumplido como es la finalización del Paseo de la Rosa. Los ‘populares’ recuerdan que es ya la segunda legislatura de García-Page «y no hay indicios de que esta remodelación se vaya ejecutar».
Moreno-Manzanaro recordaba que en la legislatura 2007-2011 García-Page contó con 24 millones de euros del Plan E y «no destinó ni un solo euro a este proyecto», a pesar de que la recuperación de la segunda fase del Paseo de la Rosa «es una de las principales demandas de los vecinos».
«El Paseo de la Rosa es una de las puertas de entrada a Toledo y ofrece un aspecto de descuidado que contrasta con la parte central del bulevar que va desde la rotonda del Hortelano hasta la rotonda de la calle Ferrocarril», denuncia la edil ‘popular’.
Considera «penoso» que el alcalde, que prometió en sus campañas electorales finalizar el Paseo de la Rosa «no tenga ni presupuesto, ni proyecto, ni intención de realizar esta obra, cuando nos encontramos en la mitad de su segunda legislatura».
La viceportavoz del Grupo Municipal Popular afirmaba así que es «lamentable» que una obra de remodelación tan importante como esta de finalización del Paseo de la Rosa, que tanto influye en la imagen de ciudad, «no se vaya a llevar a cabo por la mala gestión y dejadez del gobierno del alcalde García-Page en la ciudad de Toledo».
En este sentido, los ‘populares’ recuerdan que el Paseo de la Rosa alberga dos importantes entradas de visitantes y turistas a Toledo, como son la estación del AVE y las entradas por carretera de quienes se dirigen a la ciudad, «procedentes de la A-42 Madrid, N-3 Valencia y N-401 Ciudad Real».
El Grupo Municipal Popular de Toledo es consciente de que «el señor García-Page tiene una agenda de asuntos regionales y nacional muy apretada», pero consideran que «no tiene que olvidar la ciudad de la que es alcalde y sobre todo no puede ir diciendo a los responsables de otras administraciones como lo que tienen que hacer y vender que él lo habría hecho mejor, cuando tiene los deberes en Toledo sin hacer».