Julia Méndez encuaderna la historia

J. Guayerbas
-
Julia Méndez encuaderna la historia - Foto: Yolanda Lancha

Julia Méndez Aparicio presenta el estudio y catálogo de encuadernaciones mudéjares de la Colección Borbón-Lorenzana. El viceconsejero de Cultura acompaña a la autora y destaca el compromiso de ésta con lo público como servicio a la sociedad

Una publicación ejemplar y rigurosa. Julia Méndez Aparicio presentó ayer en el salón de actos de la Biblioteca de Castilla-La Mancha el estudio y catálogo de las encuadernaciones mudéjares de la Colección Borbón-Lorenzana. La obra, sufragada por la autora, hace un recorrido por las 123 encuadernaciones de este estilo y época. Un paseo ilustrado por el arte de encuadernar en piel con decoraciones que Julia catalogó por motivos o hierros que han servido para el estudio de otras colecciones como la de la Catedral de Segovia.
Junto a ella, el director y testigo de su labor al frente de la Biblioteca regional, Juan Sánchez, así como la subdirectora de las instalaciones, Carmen Morales, y las compañeras Carmen Vaquero y María Elisa Romero. El viceconsejero de Cultura, Jesús Carrascosa, también participó en el acto repasando la trayectoria de la autora al frente de la dirección de la Biblioteca Pública Provincial hasta su jubilación en 1995.
Carrascosa puso a Julia como ejemplo y referencia «para todos aquellos que entienden lo público como un servicio esencial que se presta a la sociedad, por este motivo y otros muchos, es un honor estar en la presentación de este magnífico libro», dijo, no sin recordar los hitos del currículum de esta leonesa afincada en Toledo y licenciada en Ciencias Románicas que en 1955 ingresó en el Cuerpo Facultativo de Archivos, Bibliotecas y Museos.
Si el viceconsejero repasó la vida y obra de la que también es directora de honor de la Biblioteca de Castilla-La Mancha, la subdirectora actual contextualizó la Colección Borbón-Lorenzana para avanzar que este viernes se inaugura una nueva exposición de fondos antiguos de esta inmensa biblioteca en torno al IV Centenario del fallecimiento de Miguel de Cervantes.
La investigadora y bibliófila cumple así uno de sus sueños, la publicación del catálogo de encuadernaciones mudéjares que tantos años de estudio, trabajo e investigación le ha llevado, y es que el estilo mudéjar en la encuadernación permaneció más allá del siglo XV, incluso hasta bien entrado el XVI a pesar del avance de las formas renacentistas. El dibujo sobre la piel se completaba también con aplicaciones metálicas como clavos o placas de latón decoradas en relieve cubriendo las esquinas.
Además de las encuadernaciones de los talleres peninsulares, la Colección Borbón-Lorenzana cuenta, como ha descubierto la autora, con ocho ejemplares de encuadernaciones mudéjares italianas y dos cuyas características señalan su procedencia francesa, ambas impresas en Lyon.

Finales del siglo XIV. Una de las encuadernaciones mudéjares más antiguas se remonta a finales del siglo XIV, se trata de un libro con comentarios al Evangelio de San Juan y otro don comentarios al Evangelio de San Mateo.
La temática de estos libros, en su mayoría, es religiosa, y se convierten en auténticas obras de arte por la decoración geométrica que  en la Edad Media se caracteriza por la excelente calidad de las pieles, bien curtidas, flexibles y finas; el trazado ornamental de dibujos realizados sobre pautados geométricos; las técnicas de estampación decorativa, consistentes en gofrados en seco y en oro; el uso de pequeños hierros para obtener líneas rectas y paralelas al borde de las tapas y también de algún útil afilado con el que podían añadirse pequeños detalles manuales.
Una obra de la editorial Cuarto Centenario que se puede adquirir a través de su portal web y que se convierte en imprescindible para conocer los fondos de la Colección Borbón-Lorenzana. La publicación cuenta con las imágenes de Ricardo Martín García, Renata Takkenberg-Krohn y Frederik Takkenberg.