Sube el paro en Toledo en 3.800 desempleados

F. Rodríguez
-

La Encuesta de Población Activa indica que la provincia cuenta con un total de 59.200 parados en el segundo trimestre del año y una tasa de desempleo del 17,86%. Además, baja la ocupación en 5.500 trabajadores

Sube el paro en Toledo en 3.800 desempleados - Foto: Yolanda Lancha

Mala mezcla. Sube el desempleo y baja la ocupación. Los últimos datos de la Encuesta de Población Activa (EPA), publicados ayer por el Instituto Nacional de Estadística, no dejan un panorama halagüeño. El paro subió en la provincia de Toledo en 3.800 personas entre abril y junio de este año, un 6,4%, con respecto al trimestre anterior, con lo que el número total de desempleados se sitúa en 59.200 personas, que representa una tasa del paro del 17,86 por ciento de la población activa. Además, la ocupación baja en 5.500 trabajadores, una caída del 1,9 por ciento que deja la provincia, al cierre de junio, con 272.200 ocupados y una tasa de actividad del 58,73 por ciento.
Con todo, como ya se sabe que no hay mal que por bien no venga, en comparación con el mismo periodo del pasado año la situación es positiva. Y es que, a estas alturas de 2018 había en Toledo 8.400 parados más que ahora y, además, menos ocupados, ya que la cifra de trabajadores alcanzaba entonces las 263.000 personas, lo que deja un incremento positivo a día de hoy de 9.200 trabajadores más en todo Toledo.
La situación de la provincia no es distinta a la general de la región, ya que el paro subió en Castilla-La Mancha en 6.300 personas entre abril y junio de este año (4,05 %) con respecto al trimestre anterior, con lo que el número de desempleados se situó en 161.200, que representa una tasa de paro del 16,42 % de la población activa, mientras que bajó la ocupación en 9.000 personas (-1,08 %). En comparación con el mismo periodo del año pasado, sin embargo, se registraron 26.600 desempleados menos (-4,16 %) en Castilla-La Mancha.
La ocupación en esta comunidad autónoma bajó en 9.000 personas en el segundo trimestre (-1,08 %) en relación con el trimestre anterior de enero a marzo, aunque sumó 25.500 ocupados respecto al segundo trimestre de 2018.
Castilla-La Mancha es una de cuatro comunidades autónomas en las que subió el paro en el segundo trimestre y, en términos porcentuales, registró la mayor subida del desempleo de las comunidades autónomas.
Asimismo, solo dos comunidades vieron descender el número de ocupados entre los meses de abril a junio, en mayor medida Castilla-La Mancha.
La población activa también descendió en Castilla-La Mancha en 2.700 personas (-0,28 %) respecto al trimestre anterior, con lo que se situó en 981.700, y del mismo modo, respecto al segundo trimestre del año pasado, la población activa disminuyó en 1.100 personas (-0,11 %).
Según los datos de la EPA, en el segundo trimestre había en Castilla-La Mancha 1.682.600 personas con 16 años en adelante, de manera que aumenta respecto al trimestre anterior en 3.400 (0,20 %) y, en relación con el año pasado, subió en 10.000 (0,61 %).
Del total de personas mayores de 16 años, 981.700 eran población activa, 820.500 estaban ocupados y 161.200 parados. En esta comunidad autónoma, la tasa de paro es superior en mujeres, del 21,10 %, que en hombres, que se situó en el 12,77 %.