Progresistas propone una senda ecológica junto a Vía Tarpeya

J. Monroy
-

La idea es aprovechar los presupuestos participativos para mejorar este espacio, dañado por los vertidos incontrolados y por los arrastres del agua de lluvia

Progresistas propone una senda ecológica junto a Vía Tarpeya - Foto: VÁ­ctor Ballesteros

El Ayuntamiento de Toledo ha tomado buena cuenta de la propuesta de la Asociación Progresistas Amigos del Polígono para crear una especie de senda ecológica, aunque algo más modesta, en el camino en paralelo a la Vía Tarpeya. La iniciativa, defendida en el Consejo de Participación de esta semana por Juan Hernández Salmerón, obtuvo el apoyo unánime de todos sus componentes.
Hernández Salmerón reconoció, en primer lugar, la labor de los trabajadores del Plan de Empleo municipal, que no sólo se han dedicado a hacer una importante limpieza en el vial. No sólo se han encargado del desbroce, sino también de retirar muchos restos de obra, como los acumulados frente al número 3 de Vía Tarpeya. Sin embargo, apunta, hace falta más.
Recordó el portavoz vecinal que, en su día, la idea era hacer una especie de circuito circular alrededor del barrio, para que la gente pudiera pasear e ir en bici. De aquel germen nació el parque Lineal, en principio a iniciativa del Ayuntamiento, que más tarde completó la Junta. Eso, por la zona de la N-400. Por el otro lado, por Vía Tarpeya, la Consejería de Agricultura realizó un camino en paralelo al vial, muy utilizado por gente que pasea y hacer ejercicio. Sin embargo, ha sido un camino sin ningún tipo de mantenimiento regular.
Eso ha provocado una doble problemática. Por un lado, está la basura, de todos aquellos que se han dedicado a tirar escombros y hasta muebles y ropa, al abrigo de la maleza y la poca visibilidad. Una de las zonas más afectadas es el cruce con el camino de Nambroca. También las corrientes de agua de lluvia han causado daños en el camino, dejando su huella.
La petición de la Asociación de Vecinos es que este camino paralelo a Vía Tarpeya tenga un tratamiento de zona urbana, y se arreglen los desperfectos de la lluvia. La idea, apuntó Hernández Salmerón, es que, si no se puede llevar a cabo ahora la actuación, se haga con los presupuestos participativos.
Apoyos y peros. La propuesta se apoyó por unanimidad en el Consejo y su presidente, Inés Sandoval, tomó buena nota de la misma. El primero en expresar su apoyo fue el portavoz del centro de Mayores, Eugenio García, quien sugirió el concepto de «senda ecológica». Sería una senda ecológica más pequeña que la del Tajo, apuntó desde el PSOE Diego Sánchez-Dehesa.
La Asociación de Vecinos El Tajo no se opuso a la propuesta. Aunque su portavoz, Sonia Méndez, recomendó a todo el mundo que no se paseara, en ningún caso, por este camino, dada la cercanía a los vertidos de amianto. Recordó el último caso de mesotelioma, el de la mascota Mafi, y apuntó que, aunque en el camino no haya amianto, lo mismo da, si hay montañas a cien metros.