Los entierros en el cementerio de Toledo se disparan un 60%

J.S.
-

Desde el pasado 1 de marzo, 191 personas han sido enterradas en el camposanto toledano frente a las 119 que recibieron sepultura en idéntico periodo de 2019. En abril, 90 difuntos fueron inhumados en el cementerio municipal. Un año antes 24.

Los entierros en el cementerio de Toledo se disparan un 60% - Foto: Yolanda Lancha

Un total de 191 personas han sido enterradas en el cementerio municipal de Toledo desde que comenzara la emergencia sanitaria provocada por el coronavirus. Los datos, cerrados al 15 de junio,  incluyen las inhumaciones tanto en nichos como en tumbas, así como el depósito de urnas con las cenizas en el columbarios.
La estadística muestra que se ha producido un incremento del 60,50%ya que idéntico período del año  anterior , el número de enterramientos registrados en la capital regional sumó 119. El exceso de mortalidad es atribuible al nuevo patógeno.
En abril se dispararon los enterramientos en el camposanto toledano. En concreto, 90 personas recibieron sepultura en el cementerio municipal ‘Nuestra Señora del Sagrario’. Un año antes fueron 24. En términos relativos el incremento fue del 275%. En marzo y en lo que llevamos de junio, la variación, aunque al alza, no es significativa. Ymayo, en ambos ejercicios, se cerró con 44 enterramientos en Toledo.
Los entierros en el cementerio de Toledo se disparan un 60%Los entierros en el cementerio de Toledo se disparan un 60%Los datos del cementerio municipal hacen referencia a las personas que han sido enterradas en la capital regional con independencia de donde hayan muerto. Para saber el número exacto de fallecidos hay que recurrir a los datos del registro civil. El de Toledo, cabecera del partido judicial, expide la licencias de enterramiento de las personas que mueren en el término municipal de la capital regional con independencia de cuál sea su procedencia o del lugar donde vayan a ser enterrados por deseo del propio finado o de sus familiares.
La estadística hecha pública el pasado martes por el Tribunal Superior de Justicia desvela que en Toledo han fallecido 1.068 personas entre el 1 de marzo y el 31 de mayo. De ellos 577, el 54,02%, han muerto por Covid-19 o hay sospechas de que el nuevo patógeno es la causa de su fallecimiento.
El exceso de mortalidad registrado en la capital en los 105 días analizados es desorbitado puesto que alcanza el 697%. La razón no es otra que el registro civil de Toledo expide las licencias de enterramiento de las personas que fallecen en cualquiera de los cinco hospitales -cuatro públicos y uno privado- que existen en la capital regional con independencia de su lugar de residencia.
Eso explicaría la diferencia tan significativa que existe entre los fallecimientos certificados en Toledo (1.068)y los enterramientos (177)que se han realizado en el camposanto toledano. Es decir, el 83,42%de las personas que han fallecido desde marzo en la capital regional no han sido enterradas en el cementerio de ‘Nuestra Señora del Sagrario’.
Los datos del Tribunal Superior de Justicia de Castilla-La Mancha coinciden con los del Ayuntamiento de Toledo a la hora de reseña que el mes de abril ha sido el más duro de la pandemia. El Alto Tribunal regional señala que en el cuarto mes del año fallecieron en la ciudad de Toledo 455 personas cuando un año antes lo hicieron 38. De ellas, 325 decesos están vinculados a la Covid-19. En marzo, el TSJ contabiliza  371 muertes en la capital regional frente a las 51 certificadas en igual período de 2019. En 164 de estos casos hay certeza o evidencia razonable de que la causa del óbito fue el nuevo patógeno.
Por último, el registro civil de Toledo expidió 242 licencias de enterramiento el pasado mes de mayo cuando un año antes firmó 55. Un total de 88 fallecimientos tienen como causa cierta o probable la infección por el nuevo coronavirus.