Los toros tienen luz verde con el 75% del aforo

Dominguín
-

La Junta de Castilla-La Mancha ha publicado el Decreto donde se permiten los espectáculos taurinos en plazas de toros con los asientos preasignados. A partir del 15 de julio, podrían celebrarse encierros y sueltas

Añover será una de las plazas de toros que abra sus puertas este año 2020. - Foto: Dominguín

Desde este domingo en España ya no está vigente el estado de alarma. Después 101 días después se vuelve a intentar recuperar la normalidad, lo que se nos hará un tanto difícil y raro, adaptándonos a las nuevas medidas marcadas tanto por el gobierno nacional, como por el ejecutivo manchego.
El sector taurino, ha sido uno de los que más se han visibilizado en este largo periodo, pues al pararse toda la actividad, hacía prever que la temporada podía quedar a cero. Un desamparo inicial por las instituciones, olvidando al segundo espectáculo de masas del país, y el primero de nuestra región y nuestra provincia, hizo movilizarse hasta llegar a los improvisados paseos taurinos como el que tuvimos el pasado domingo en la capital.
Pero a partir de hoy, las competencias de espectáculos taurinos, vuelven a donde estaban, a quien las tenía, a la propia Junta de Castilla La Mancha, la cual es la encargada a través de las cinco delegaciones provinciales de Hacienda y Administraciones Públicas de autorizar todos los eventos taurinos.
Los toros tienen luz verde con el 75% del aforoLos toros tienen luz verde con el 75% del aforoLas dudas del sector, ante los primeros anuncios del Gobierno de España de que, en los festejos taurinos, los espectadores tendrían que ocupar una superficie de nueve metros cuadrados del recinto, levantaron todas las alarmas por lo inviable de llevarse a cabo. Pero la cordura y las negociaciones posteriores, fueron flexibilizando los aforos hasta el Decreto publicado por el gobierno regional manchego que ha entrado en vigor a las 00:00 horas de hoy.
Concretamente en el Capítulo VII, su artículo 37 recoge de manera explícita lo referente a las actividades y los festejos taurinos. En tres sencillos puntos se refiere a lo que se regula y lo que se autoriza en este nuevo periodo. La cuestión más importante y que más preocupaba al sector, es el saber cuántos espectadores podían asistir a un evento taurino. Esto ha quedado revelado en el primer punto de dicho artículo, donde recoge que «todas las plazas, recintos e instalaciones taurinas podrán desarrollar su actividad siempre que cuenten con butacas preasignadas, y no se supere el 75% del aforo autorizado».
Una circunstancia que deja ya en mano de los organizadores, la posibilidad de celebrar toros en plazas o recintos cerrados. Cambia mucho de las especulaciones previas que vieron la luz, y dejan de manera concisa cual es el número de espectadores. En esta información reproducimos en un cuadro como quedarían las 32 plazas de toros permanentes, ya sean de obra o portátiles que tiene la provincia de Toledo. Con un aforo aproximado de capacidad total se va a poder observar que en la capital podrían entrar hasta 6.183 espectadores, en Illescas hasta 4.200, en Añover de Tajo hasta 2.700 y en Villaseca de la Sagra, hasta 1.875, por poner algunos ejemplos.
Lo que aún está en el aire son los festejos taurinos populares, encierros urbanos o por el campo que transcurran por espacios no acotados en aforo. Por ello el segundo punto del artículo recoge que «en virtud de poder conseguir una adecuada vigilancia previa sobre la evolución de la epidemia, se recomienda no celebrar festejos taurinos populares por el campo o encierros por las vías públicas hasta el 15 de julio del presente año. Pasada esa fecha, y siempre que la situación epidemiológica así lo aconseje, se podrá reconsiderar dicha recomendación».
No obstante, no hace mención al festejo taurino que más autorizaciones administrativas tuvo el año 2019 en la provincia, las sueltas de reses. Estas que pueden celebrarse en plazas de toros, también pueden llevarse a cabo en recintos acotados o vías urbanas. Es el evento que más aceptación tiene entre nuestros aficionados. Fueron 185 sueltas de reses del toral de los 422 festejos autorizados por la Junta de Comunidades en Toledo. Habrá que esperar a si se redacta alguna instrucción por la autoridad al respecto que lo desarrolle con más claridad y premura, pues los meses fuertes, taurinamente hablando vienen ahora.
También el propio artículo 37, en su punto tercero, de cara a los festejos populares hace una serie de indicaciones. «En el supuesto de que se organicen los festejos a los que hace referencia el apartado anterior, el organizador establecerá un plan de contingencia que garantice el cumplimiento de las medidas previstas en los apartados 1 y 4 del artículo 5. Dicho Plan será remitido a la autoridad sanitaria correspondiente para su supervisión previa a la concesión de la correspondiente autorización por parte de la correspondiente Delegación Provincial de la Consejería de Hacienda y Administraciones Públicas».
Esto da luz verde a que el verano pueda tener en Castilla La Mancha festejos taurinos, y en concreto la provincia de Toledo, que el año pasado celebró entre los meses de julio a octubre, 364 eventos de los 422 totales, lo que supone más del 86% de lo celebrado en la temporada 2019. Muchas localidades han dado por suspendidas las fiestas y esto arrastrará a no hacer ningún acto, pero lo que si se está programando es una serie de festejos que mantengan viva la llama y la tradición. El certamen de CMMedia, ‘Promesas de Nuestra Tierra’ pasará por Bargas, Añover de Tajo, Sonseca y Fuensalida, pero otras plazas abrirán sus puertas, con las correspondientes medidas sanitarias en este año. El apoyo de la televisión regional a la tauromaquia, programación con la que alcanza la mayor cuota de campaña siempre, apostará por corridas de Toros en Illescas o Bargas a la espera de otras nuevas localidades.