Junio aumenta el periodo de pago a proveedores a 61 días

Leticia G. Colao
-

Los problemas de déficit y las facturas impagadas halladas por el nuevo Gobierno han desestabilizado el periodo medio de pago, que la Ley establece en un máximo de 30 días

Junio aumenta el periodo de pago a proveedores a 61 días

El Ayuntamiento y más concretamente la concejalía de Hacienda ha conseguido reducir los problemas económicos que el nuevo Gobierno municipal se encontró tras la toma de posesión, a mediados de junio. Así ha sido gracias a la firma de una nueva póliza de crédito por valor de 14 millones de euros de la que informaba hace escasos días el concejal del área, Luis Enrique Hidalgo. Con ello, se ha abonado en poco más de un mes alrededor de cuatro millones de euros de los 7,7 millones que se adeudaban en más de 4.000 facturas.
La situación parece encauzada ahora en agosto, después de la firma el día 2 de la nueva operación de crédito, y a mediados de julio con la entrada de los ingresos no domiciliados del Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI). Sin embargo, en el mes de junio se vivió la problemática más grave con el cambio de Gobierno y el análisis del modelo financiero dejado tras dos legislaturas de Ejecutivo popular.
Esta dificultad se hace visible en el Informe Mensual de Tesorería correspondiente al sexto mes del año, recientemente publicado en la web del Consistorio. En él, se recogen los 61,84 días que tarda el Ayuntamiento en pagar a proveedores de servicios municipales, lo que supone el doble o incluso el triple comparado con otros informes que disfrutaron de mejores tiempos económicos. Se trata, además, del periodo más largo de pago desde que se realiza este tipo de informes.
Tanto es así, que en junio de 2018, Hacienda hizo frente a estos pagos en un periodo de 12,93 días, cinco veces menos que en el presente ejercicio. Todo ello, después de los 30 días obligados para los trámites administrativos.
La situación económica obligó a que la cuantía abonada por la administración local y sus dos organismos autónomos -Cultura e IPETA- fuera también inferior con respecto a otros meses. Así, el pasado mes de junio se abonaron 216.009,15 euros, siendo el Organismo municipal cultural el que, curiosamente, pagó la mayor cantidad con un total de 122.516,03 euros. El Ayuntamiento, que normalmente suele ser el que más pagos realiza, ha abonado poco más de 22.600 euros, menos incluso que IPETA, que ha pagado 71.000 euros.
En el Informe Mensual de Tesorería queda reflejado igualmente los pagos pendientes. En este caso, se recogen más de 3,8 millones de euros, cuando en el primer semestre de 2019 la media se ha establecido entre uno y dos millones a abonar.
sin estabilidad. La estabilidad económica de la que había presumido siempre el anterior gobierno, reflejada además en este informe de pago a proveedores municipales, comenzó a diluirse en el presente año. Después de varios años con registros muy bajos -el del último diciembre fue tan solo de cuatro días-, en enero las cifras subieron hasta los 29,97 días, aún dentro de lo permitido por la Ley de Contratos Públicos, que habla de 30 días después de su tramitación en la administración. Febrero ya registró 44,68 días y a partir de ahí, fue una subida continua hasta las 61 jornadas de junio.