Dos árboles caídos y dos retirados en las obras del bulevar

J. Monroy
-

Se trata de ciruelos rojos que tenían las raíces muy superficiales, solo sujetas por el acerado. Los técnicos estudia su situación uno a uno

Dos árboles caídos y dos retirados en las obras del bulevar

Está siendo un mal final de primavera y principio de verano para los árboles en Toledo y su alfoz. Este último fin de semana ha dejado cuatro bajas, que el Ayuntamiento se ha comprometido a sustituir. Se trata de algunos ciruelos rojos que crecían en el acerado del paseo de la Rosa. Tenían una raíces muy superficiales, y al suprimirse durante la obra del bulevar parte de la calzada y el acerado, han terminado por volcarse.
La concejal de Medio Ambiente, Noelia de la Cruz, va a dar mañana todas las explicaciones en el Consejo del ramo. No obstante, ya se ha comprometido con la Asociación de Vecinos Alcántara a sustituir todos los árboles que resulten dañados. De hecho, el proyecto del bulevar, ha recordado a este diario, ya contaba con un gran número de plantaciones, pero, independientemente, se va a a buscar la fórmula de sustituir todos los árboles que se vean afectados, y que inicialmente no se iban a tocar, porque parecían sanos. Al final, «habrá árboles suficientes para que quede un paseo con sombra y arbolado»
El problema se produjo el pasado viernes. Durante el transcurso de la obra, cayeron dos de los ciruelos rojos que había en la acera entre las rotondas del Ferrocarril y de la Rosa. Son árboles sin demasiada raíz, que cayeron por falta de sujeción. De inmediato, los técnicos municipales iniciaron un estudio individualizado de cada uno de los ejemplares, de cuyo estado informará mañana de la Cruz. En esta labor, los técnicos descubrieron el sábado que había que quitar otros dos ciruelos. Uno estaba literalmente apoyado en una máquina de la obra, y el otro tenía una importantísima inclinación, tal que incluso se movía el tronco.
Dos árboles caídos y dos retirados en las obras del bulevarDos árboles caídos y dos retirados en las obras del bulevar - Foto: Yolanda LanchaFuentes de la misma obra han comunicado a los vecinos que los árboles que estén en buen estado pero no puedan continuar allí, se trasladarán a otra parte del paseo y se sustituirán. Tanto De la Cruz como el presidente del Distrito, Teo García, y el concejal de Urbanismo, José Pablo Sabrido, han estado en contacto con la Asociación de Vecinos para explicar lo ocurrido. Su presidente, José María Jiménez, ha dado por buena la actuación municipal, «porque, sin raíces, se han caído los árboles, y no había más remedio que quitarlos». Espera que, tras lo ocurrido, en la Comisión de Medio Ambiente se tome la decisión de plantar nuevos árboles, con las suficientes raíces para que no haya problemas.
Obras. Por lo demás, la Asociación de Vecinos considera que las obras del bulevar van a un buen ritmo, quizás incluso beneficiado por los meses de confinamiento.
Lo que el Ayuntamiento tendrá que solventar es el problema surgido en una de las ‘casitas bajas’ del final del paseo de la Rosa. Para la creación del bulevar está prevista su demolición. Pero todavía hay una persona viviendo allí, y el Ayuntamiento está negociando su salida.
Dos árboles caídos y dos retirados en las obras del bulevarDos árboles caídos y dos retirados en las obras del bulevar - Foto: Yolanda LanchaTras las críticas que han llegado a la Asociación de Vecinos, esta ha comunicado al Ayuntamiento que había problemas para acceder a los domicilios, dado que los inquilinos tenían que sortear los escombros de las aceras. Los responsables de la obra, apunta Jiménez, le han comunicado que ya se han resuelto los problemas de paso, tanto a viviendas, como a algunos establecimientos comerciales. De igual forma, se ha dado una solución a los vecinos de la calle Ferrocarril, que por la obra no podían acceder a sus garajes. El Ayuntamiento les ha creado un aparcamiento temporal muy cerca de sus viviendas, en un descampado frente a la rotonda.