Sentido común para los 'play off'

J. M. Loeches
-

Mientras desde la Junta aguardan a próximas fechas, la Federación regional no está por la labor de permitir público en Alcázar de San Juan

Sentido común para los 'play off'

Expirado el estado de alarma, acaban las prohibiciones y las comunidades autonómicas pasan a tener el control de sus respectivos territorios. La Junta de Castilla-La Mancha, lógicamente, ha regulado el deporte no profesional y, según se publicó el pasado fin de semana en su Boletín Oficial, es posible acceder a una instalación siempre que no se supere el 75 por ciento de su aforo, con un máximo de mil personas sentadas al aire libre y trescientas en recintos cerrados.
Se abrió así el debate de si los ‘play off’ de ascenso a Segunda B, que tendrán lugar los días 18 y 19 de julio en el Manuel Delgado Meco de Alcázar de San Juan, debían contar con las aficiones en las gradas. Sin embargo, parece que la Federación de Fútbol de Castilla-La Mancha va a aplicar el sentido común y mantendrá la recomendación inicial de la RFEF de jugarlos a puerta cerrada. Por tanto, todo hace indicar que los seguidores del CD Toledo, del Socuéllamos, del CD Guadalajara y el CD Quintanar del Rey se tendrán que conformar con verlo por la televisión.
Sería una manera de equiparar la competición, ya que las reglas de esta ‘nueva normalidad’ no son las mismas en todas las comunidades y no parece justo que unos estadios tengan ambiente y otros no, más que nada porque algunos se han elegido por las facilidades que presentan para cumplir el protocolo establecido. El ejemplo de mayor restricción lo presenta Castilla y León, que no permite la práctica deportiva con contacto para no profesionales.
Pero no es la única con trabas, ya que Cantabria, Comunidad Valenciana, Galicia y Navarra solamente permiten que los federados practiquen deporte sin contacto físico. No se prohíbe en Andalucía, donde sí podría haber contacto físico cuando no se pueda guardar la llamada distancia de seguridad. En cuanto a los espectadores en eventos deportivos, la Junta de Andalucía refleja que pueda haber un 65 por ciento del aforo con un máximo de hasta 1.500 personas en una instalación al aire libre. Por ejemplo, la Federación de Fútbol de la Comunidad Valenciana sí que se ha pronunciado al respecto y ya ha dicho que no habrá público en la fase de ascenso de Preferente a Tercera. No se sabe nada de la de Tercera a Segunda B.
En otras regiones no han sido tan inflexibles y se expone que se regrese a los entrenamientos y a la competición en pequeños grupos, de manera progresiva y extremando las medidas de seguridad. Es así en el País Vasco, en Madrid o Extremadura. Otro caso es el catalán, donde se expone que la práctica deportiva se haga con la condición de que no se generen aglomeraciones.
Asimismo, Asturias y Murcia se ‘lavan las manos’ y acuden a las normas dictadas por cada federación, sin apenas limitaciones. Finalmente, se encuentra el grupo de Castilla-La Mancha, junto con las Baleares, La Rioja, Canarias y Aragón. Por ejemplo, en Canarias, se podría meter público de una manera muy similar, con un 75 por ciento del aforo y hasta un máximo de 1.500 espectadores. En La Rioja, el caso es igual que en Castilla-La Mancha, con un 75 por ciento y un máximo de 1.000.
Durante los próximos días se van a acordar las condiciones. El consejero de Sanidad de Castilla-La Mancha, Jesús Fernández Sanz, ya ha avanzado que estos ‘play off’ se encuentran dentro de una competición excepcional, y como tal se van a tratar.