FSIE espera negociar con la Junta para superar las carencias de la Lomce

J. Monroy | TOLEDO
-
FSIE espera negociar con la Junta para superar las carencias de la Lomce - Foto: Yolanda Lancha

El sindicato lamenta que la ley se haya tramitado «de espaldas a la Educación concertada» y apunta su futuro incierto si cambia el Gobierno

jmonroy@diariolatribuna.com

La Federación de Sindicatos Independientes de la Enseñanza (FSIE) espera emprender en breve un diálogo con la Consejería de Educación de Castilla-La Mancha en el que concretar la aplicación en la región de la Ley Orgánica para la Mejora de la Calidad Educativa (Lomce), que ayer superó su trámite en el senado. El secretario general del sindicato, Jesús Pueyo, advirtió ayer en Toledo que espera que con esta negociación se mejoren también algunas de las carencias de esta ley para la Educación concertada y privada.
FSIE es un sindicato dedicado exclusivamente a la Educación privada, en la que tiene una mayoría absoluta del 72 por ciento (un 74 en Toledo). Ayer desarrolló en la capital regional su Asamblea Ordinaria provincial. A su término, el secretario general del sindicato, Jesús Pueyo, lamentó en la ciudad que la elaboración de la nueva ley «ha habido una total ausencia de negociación y diálogo por parte del Ministerio de Educación». En veinte meses desde la toma de posesión del ministro, no se ha convocado ni una vez la mesa de negociación de la enseñanza concertada. En consecuencia, afirmó, «podemos decir que esta ley, hoy por hoy, no cuenta con la implicación del profesorado, ni en la enseñanza pública, ni concertada, y el éxito de una reforma educativa sin el compromiso y la implicación del profesorado es difícil de lograr».
La esperanza del sindicato está en que las consejerías de Educación, como la de Castilla-La Mancha, abran ese diálogo «que el Ministerio no ha tenido a bien tener con las organizaciones representativas del profesorado y la comunidad educativa». Estas son las que van a tener que aplicar la reforma, y ahí, advirtió Pueyo, será «donde se va a comenzar a ver los problemas que hemos anunciado que tiene la ley». Abriendo ese diálogo, por lo tanto, se podrán paliar los efectos negativos, por lo que «esperamos que la Consejería de Castilla-La Mancha mantenga el alto nivel de diálogo que ha tenido con nosotros en años anteriores, y podamos afrontar esta reforma haciendo que sus efectos sean lo menos perjudiciales posible para la comunidad educativa y la enseñanza concertada».

Carencias de la Lomce. FSIE no ha pedido la retirada de la Lomce, ni lo hará, explicó Pueyo, porque es necesaria una reforma. Pero no por ello está de acuerdo. Para empezar, advirtió el secretario general del sindicato, «esta ley no favorece a la enseñanza concertada y privada, como se está diciendo. No hay ni una sola mejora para el sector, ni una sola mejora para sus profesionales». Además, la ley de la función docente se está negociando sólo con los sindicatos de la función pública. Pueyo se mostró preocupado por la continuidad de la ley si hay un cambio de Gobierno. Y apostó por un pacto urgente en materia educativa para que esté al margen de los vaivenes políticos.
El secretario general advirtió también que es precipitado implantar esta reforma el curso que viene en algunos cursos de Primaria. A su juicio, las prisas corresponden a intereses más políticos que educativos. Igualmente critica que se«olvide» las etapas de Primaria y Secundaria, que son la base del fracaso escolar en Secundaria. Además entiende que la distribución de competencias complicará la aplicación de la reforma.
El sindicato rechaza también que las pruebas externas, que son necesarias, sean las que otorguen la calificación a los alumnos, a los que puede excluir del sistema educativo.