La Junta afirma que las obras de Safont se reanudarán el mes que viene

F. J. R. / J. M.
-
La Junta afirma que las obras de Safont se reanudarán el mes que viene - Foto: Víctor Ballesteros

La consejera de Fomento, Marta García de la Calzada, señaló ayer que está «convencida» de que los trabajos en la zona se retomarán antes de que termine el año y que confía en que el Ayuntamiento acceda a financiar la mitad de la obra

La consejera de Fomento, Marta García de la Calzada, manifestó ayer su convencimiento respecto a que las obras del remonte mecánico de Safont se reanuden el próximo mes, «antes de que acabe el año».
La responsable de Fomento no dudó en recordar las palabras de la presidenta autonómica, María Dolores Cospedal, a comienzos de noviembre, cuando anunció que la Junta retomaría el proyecto merced a su compromiso con la ciudad y con los toledanos y en aras de dignificar una zona que, tras la paralización de los trabajos de construcción, había visto deterioradas sus condiciones higiénicas y de seguridad.
«Es un importante esfuerzo para la Junta y vamos a cumplir nuestro compromiso, lo que espero es que el Ayuntamiento esté a la altura», manifestó ayer Marta García de la Calzada, que confirmó que mantendrá, de forma «inminente», una reunión con Emiliano García-Page para tratar la financiación conjunta de la infraestructura; encuentro que, como ya adelantó La Tribuna, se celebrará el próximo lunes 17 de diciembre.
Y es que, desde el Ayuntamiento de la capital regional no se han cansado de manifestar desde el anuncio de Cospedal de reanudar los trabajos que no están dispuestos a poner ni un céntimo para financiar el remonte, toda vez que, por activa y por pasiva, se remiten al convenio firmado en su día -cuando el PSOE gobernaba la Junta-, por el cual el gobierno autonómico se encargaba en exclusiva de pagar el coste de la infraestructura.

Respuesta del PSOE. Así, no es de extrañar que el concejal de Participación Ciudadana del Ayuntamiento de Toledo, Antonio Guijarro, se limitara ayer a evidenciar que las obras del remonte siguen sin reanudarse. El edil explicó que el Consistorio acudirá a la reunión prevista próximamente con la Junta para tratar el tema, con «el único y exclusivo propósito de que nos indiquen cuándo se van a poner en marcha las obras, si hay previsto algún tipo de modificación en el proyecto y ver cuándo terminarán».
Guijarro reiteró ayer la postura del Ayuntamiento, que la negociación se terminó en su día con la firma de un convenio, la obra está adjudicada, tiene garantizada la financiación y tendría que estar concluida ya. «Luego insisto, por parte del equipo municipal de Gobierno iremos a esa reunión para que se nos informe, y esperemos que sea cuanto antes, de cuándo se van a reanudar esas obras y cuándo se van a concluir, porque de eso, y no de otra cosa, es de lo que se trata, de reanudar las obras en los términos convenidos en su momento».
Guijarro denunció que esta es una infraestructura de carácter básico y estratégico para la ciudad, cuya paralización por parte del Gobierno regional está generando problemas, no sólo porque no se termina y es importante para concluir el Palacio de Congresos, sino también porque la obra parada genera problemas de seguridad y movilidad en todo el entorno. El edil recuerda que este asunto ha causado preocupación durante los últimos meses en la ciudad y que el anuncio de la Junta creó ciertas expectativas, como se ha visto en las distintas juntas de distrito. «Y hoy lo que hay es cierta frustración de que María Dolores Cospedal no termine de cumplir sus palabras», concluyó Guijarro.

2,5 millones. Con todo, a expensas de ver cómo se salda la reunión entre Page y De la Calzada del próximo 17 de diciembre, lo cierto es que, tal y como estaba contemplado en el anterior proyecto del remonte, terminar la obra saldrá por unos 2,5 millones de euros. Hasta la paralización de los trabajos, la Unión Temporal de Empresas (UTE) formada por Dragados y Construcciones y Antolín García-Lozoya ha sido la encargada de las obras, y no está previsto cancelar la concesión de las obras. La UTE  ha emitido hasta el momento certificaciones por valor de 360.000 euros, aunque realmente han ejecutado trabajos por valor de 572.000 euros. A esta cifra hay que sumarle los gastos de las nóminas del personal, el alquiler de la maquinaria y la seguridad contratada. Estos costes indirectos podrían valorarse en algo más de 240.000 euros.