'El Ciudadano' se «alegra» de que el POM contemple la construcción de menos viviendas

Patricia Pérez
-

Era una de las grandes reivindicaciones de la Federación de Asociaciones de Vecinos ya que consideran que el volumen que recogía el anterior plan era irreal e inviable

La Federación ve positiva la reducción de tierras urbanizables y de número de viviendas a construir. - Foto: Yolanda Redondo

La noticia de que el nuevo Plan de Ordenación Municipal podría rebajar hasta en un 52 por ciento el número de viviendas para construir en la ciudad ha sido muy bien acogida por la Federación de Asociaciones de Vecinos de Toledo, ya que ésta era una de las principales reivindicaciones del colectivo, que ha defendido siempre que el volumen de construcción recogido en el plan de 2007 era totalmente inviable e irreal.  «Nos alegramos de que se tenga en cuenta la situación que hay en la ciudad actualmente y que se trabaje en un POM realista que se adapte a las verdaderas necesidades de Toledo», ha explicado a La Tribuna el presidente del colectivo, Luis Álvarez Ocampo.
Y es que con la anterior planificación, se contemplaban grandes desarrollos urbanísticos que son rechazados de lleno por los vecinos; también el cambio de calificación de terrenos ha conllevado durante estos años la importante problemática del Impuesto de Bienes Inmuebles, con propietarios que aún tienen sus pensiones embargadas por la imposibilidad de pagar un impuesto excesivamente alto por suelos urbanizables que pasaron a tener calificación tributaria de urbanos pero que nunca se desarrollaron como tal, y que han calificado de «recaudatorio».
Con este nuevo planteamiento, plasmado en el documento de situación que se presentó la pasada semana en la Comisión municipal de Urbanismo, se estima un número máximo de viviendas entre 23.500 y 33.500, muy alejado de las cerca de 49.5000 contempladas en el anterior planteamiento. «Vemos positivo que no se trabaje con el desarrollismo que recogía el POM anterior y que era inviable a todas luces» ha apostillado Ocampo.  Ahora la Federación espera, tal y como acordaron con Urbanismo, que se les remita este documento de situación para poder presentar sus sugerencias y, sobre todo, «seguir el proceso de redacción del nuevo POM desde el inicio». De hecho, la idea es que la Federación, como aglutinadora de las asociaciones, sea informada de los pasos para poder tener «una participación real» en la redacción del nuevo plan.