scorecardresearch

Una Blanca Paloma muy toledana

J.S.
-

En la iglesia del convento de San Antonio no cabía ni un alfiler para escuchar la misa rociera en la que se pidió por la completa recuperación de Javier Salazar Sanchís. Posteriormente el simpecado fue trasladado en la nueva carreta hasta la Peraleda

"Que nadie me hable de carretas cuando aquí de la pluma de San Ildefonso nacieron los primeros versos a la Madre De Dios de todo el orbe cristiano. Que nadie me hable de caminos ni carretas cuando en Toledo la Virgen impuso la casulla a San Ildefonso; que nadie me hable de caminos y carretas cuando aquí Alfonso X escribía las Cantigas en honor de Santa Maria y cuando su padre Fernando III el Santo construía nuestra catedral en honor de la Virgen".

Con estas enfervorecidas y apasionadas palabras Juan Alberto Ramírez, viceconsiliario y rector de la Basílica de Urda levantó los aplausos de los romeros que esta tarde asistieron a la misa que celebraron los miembros de la Hermandad de la Virgen del Rocío, que tras la eucaristía en el convento de San Antonio trasladaron hasta La Peraleda su 'simpecado' en la nueva carreta que fue bendecida el sábado pasado y que tanto recuerda al monasterio de San Juan de los Reyes. 

En la iglesia del convento de San Antonio no cabía ni un alma. La de esta tarde ha sido una Eucsristia especial. Y no solo por la alegria de las canciones que interpretó el coro rociero o por la devoción que los miembros de la Hermandad muestran hacia la Blanca Paloma, si no por el emocionado recuerdo a Javier Salazar Sanchis, consiliario de la Cofradía de la Virgen del Rocío que ayer mismo recibía el alta hospitalaria tras superar un grave accidente cerebrovascular del que todavía tardará tiempo en recuperarse. No obstante, los asistentes a la Misa pidieron para que la Reina de las Marismas obre el milagro completo y Javier Salazar se recupere por completo de su dolencia. 

Tras la eucaristía se iniciaba la romería. La salida del convento es cada año una de los momentos más emotivos y esperados, y este año se volvió a convertir en el punto clave.

Una Blanca Paloma muy toledanaUna Blanca Paloma muy toledanaEl Simpecado salía de San Antonio y numerosos fieles y turistas fotografiaban el momento. Antes, los sacerdotes que oficiaron la misa de romeros, Juan Alberto Romero y el párroco de Mocejón, portaron el simpecado desde el altar hasta la puerta De la Iglesia, no sin antes acercarse a la zona de clausura para que las monjas pudieran contemplarlo y rezar. 

Las carretas y caballos se incorporaron en el paseo de Recaredo al recorrido.

Lunares, flores, alegría, devoción y muchos volantes. Decenas de trajes de faralaes pudieron verse por las castellanas calles toledanas, para sorpresa de visitantes y turistas, que también pudieron fotografiar a algunos hombres vestían con traje de corto.

Los hermanos de la Virgen del Rocío han estado acompañados de los concejales del equipo de Gobierno Marta Medina, Ana Abellán y Pablo García, el portavoz del PP, Juan José Alcalde, que estuvo acompañado del presidente provincial de los populares, Carlos Velázquez, lo ediles de Ciudadanos Esteban Paños y Julio Comendador y la representante municipal de Vox, María Ángeles Ramos. Durante la romería se incorporó la alcaldesa Milagros Tolón. 

Más fotos:

Una Blanca Paloma muy toledana
Una Blanca Paloma muy toledana
Una Blanca Paloma muy toledana
Una Blanca Paloma muy toledana
Una Blanca Paloma muy toledana
Una Blanca Paloma muy toledana
Una Blanca Paloma muy toledana
Una Blanca Paloma muy toledana
Una Blanca Paloma muy toledana
Una Blanca Paloma muy toledana
Una Blanca Paloma muy toledana
Una Blanca Paloma muy toledana
Una Blanca Paloma muy toledana
Una Blanca Paloma muy toledana
Una Blanca Paloma muy toledana
Una Blanca Paloma muy toledana
Una Blanca Paloma muy toledana
Una Blanca Paloma muy toledana

ARCHIVADO EN: Toledo