Una semana de vacas en La Puebla de Montalbán

Dominguín
-

Da comienzo la frenética semana taurina con el primero de los encierros de la famosa cuesta de la Cé, con gran afluencia de público hasta la histórica plaza Mayor

Una semana de vacas en La Puebla de Montalbán

El mismo día 15 de julio, es el primer día de vacas y el calor que recorre estos días la geografía nacional, da una tregua para que miles de aficionados acudan otro año más a sus calles. La tradición hace que gran parte de estas celebraciones se lleven a cabo en torno a su plaza porticada y calles aledañas donde se encuentra instalada una rústica empalizada que acoge una semana de festejos taurinos.
Todo ello, está ligado a la tradición taurina de festejos populares, se desarrolla en La Puebla de Montalbán la suelta de la vaca, donde decenas de reses, recorrerán las calles de la localidad toledana siendo saltadas, recortadas, toreadas por mozos, espontáneos, maletillas en busca de una oportunidad que hacen las delicias de los aficionados pueblanos.
A las ocho de la mañana de ayer dio comienzo el primer día de vacas en La Puebla de Montalbán en la famosa suelta que se hace desde la conocida calle de la ‘Ce’. Las calles llenas de jóvenes que aguantaron la noche de fiesta para poder cumplir con la tradición de correr las vacas bravas por las calles pueblanas.
Los animales para esta ocasión fueron vacas serias y con trapío, que dejaron ver su bravura codicia en las embestidas a los mozos. Se pudieron ver bonitas carreras por el sinuoso recorrido de calles angostas, que acababa en la plaza Mayor, que está empalizada para la ocasión como se lleva haciendo de manera ininterrumpida durante cientos de años.
Todo se desarrolló hasta bien entrada la mañana, terminando la suelta de la mañana sin más incidencias. Esta ha sido la primera jornada, que hoy continúa por partida doble. A las siete de la mañana saldrán a la Plaza Mayor las vacas bravas y al finalizar la misa mayor del patrón de la localidad, el Cristo de la Caridad; volverá a haber vaquillas alrededor de la una del mediodía.
Pero si por algo es conocida su tradición taurina es por ‘la vaca enmaromada’, tradición mantenida desde haces siglos donde los mozos trasladan a la vaca desde la distintas zonas del recorrido tirando de una cuerda. Estos hechos son fundamentales como base de la pirámide taurina pues no se entendería la tauromaquia de La Puebla de Montalbán sin su ‘vaca’.