Enfrentamiento vs Diálogo

C.M
-

La Galería de Arte Ar+51 exhibe un discurso conceptual gestado, por Sandra Sarasola, en torno a la irrupción, asimilación y aceptación de cualquier hecho que trastorna el normal discurrir de las rutinas

Enfrentamiento vs Diálogo - Foto: David Pérez

El paseo ofertado por Sandra Sarasola se presenta colmado de incertidumbres a la hora de abordar un discurso compartimentado pero, a la vez, integrado en torno a unas ‘Consideraciones’ que agrupan tres proyectos, -¿Que sentimos?, Seca y Úteros- llamados a propiciar una reflexión individual abierta a cualquier tipo de observaciones. Para facilitar el esfuerzo requerido, la autora ordena sus piezas cronológicamente en sentido inverso.
Así, el proceso hacedor de resultados transita desde el Presente -2017-2018. ‘Work in progress’- ubicado sobre la máxima de que «la cotidianidad y el paso del tiempo se convierten en amortiguadores que distorsionan los sentimientos y anulan la realidad».
La fase referida a ‘Seca’ -Presente- Futuro. 2009-2012/2016- se exhibe disgregado en dos fases al insinuarse, en la primera, un presente en el que «se plasma la realidad, la aceptación, frente a una situación que en ese momento se aventura como definitiva». Porque, escribe Sarasola, «la ausencia” es la protagonista». La otra, en futuro, se sustenta «donde lo positivo se impone al dolor». El resultado son trabajos compuestos por dos piezas enfrentadas, dos realidades, de dos diferentes momentos, sobre un mismo tema.
Enfrentamiento vs DiálogoEnfrentamiento vs Diálogo - Foto: David PérezY el final de su disertación -‘Uteros’. Presente. 2006-2007/2016-  coincide «con una etapa de deseos que, en ese momento, se vislumbran truncados» ante el «doloroso proceso de asimilación».
De ahí que la mayoría de las obras se entregan realizadas en presente, cuando suceden los acontecimientos, mientras que el resto se elaboran a posteriori, en futuro, «con la intención de establecer diálogo entre ambas».
Los primeros pasos dados ante este recorrido pudieran considerarse frágiles para quien no desee implicarse subjetivamente en una serie tan ligada al sentimiento generado ante cualquier parón, pero la participación se augura justo en el momento en el que la ‘Instalación bosque’ recibe al visitante. Lo hace con un jardín que insta a descubrir las razones por las que la creadora  envuelve los tallos de rosales que allí se muestran. Y de ahí a las ausencias, los desgarros, las ilusiones y las debilidades. Los llenos y los vacíos. Las fragilidades y las cosechas que se avecinan.
Enfrentamiento vs DiálogoEnfrentamiento vs Diálogo - Foto: David PérezTodo lo indica, Sarasola, en creaciones esenciales, desprovistas de complementos pero, claro está, colmadas de indicadores sensitivos. Porque los contenedores se relacionan con lo no contenido, porque el  ‘Estamos bien’ no se visiona sin el ‘No puedo estar tal como quiero’. De ahí los huecos, las alas y la llegada de aliento con los ‘úteros’ plantados.
El último espacio reservado en esta ruta de ‘Ar+51’ espera el crecimiento de lo sembrado, la certificación de que la transformación es real y posible porque, al final, la aceptación logra vencer las miles de frustraciones generadas en el proceso de alteración. Sandra Sarasola acompasa, en sus ‘Consideraciones’, los ritmos y percepciones que lo humano va entramando para sobrevivir. Por fortuna.


Enfrentamiento vs Diálogo
Enfrentamiento vs Diálogo - Foto: David Pérez