Otro Guinness pulverizado

J. M. Loeches
-

Christian López llega a la hora y doce minutos sosteniendo un bate de béisbol con la barbilla en equilibrio y supera con creces a David Rush

Otro Guinness pulverizado

Christian López se ha apuntado este fin de semana otro Guinness más. El atleta de Cabañas de la Sagra pulverizó el récord del mayor tiempo sosteniendo en equilibrio un bate de béisbol sobre la barbilla del norteamericano David Rush, que tenía 33 minutos y 7 segundos. No solo lo duplicó sino que se fue a 1 hora, 12 minutos y 16 segundos, dejando el listó muy muy alto.
«Estoy descubriendo un potencial increíble en esto de los equilibrios», reconoce el toledano, que ya lo considera como uno de sus puntos fuertes. Por eso, confiesa que va a seguir «en esta línea» para batir «todos los récords que pueda».
Pero López avisa de que no ha sido nada sencillo. Más allá de sostener este elemento, que tiene un peso de 1 kilo y 380 gramos y mide un metro, cuenta que «en torno al minuto 44 me dolía muchísimo el cuello, pero conseguí concentrarme para continuar». Además, al realizarlo en el patio de su casa, tuvo que lidiar con los insectos. Así, también narra que varias moscas se le posaron en la cara y que, incluso, llegó a tener «una avispa en la nariz y otra en la mejilla». De nuevo, el corredor cabañil tiró de coraje para mantenerse, pero «podrían haberse convertido en un impedimento importante, ya que no había pasado nunca en los entrenamientos».
Otro Guinness pulverizadoOtro Guinness pulverizadoQuizás el secreto sea marcarse «pequeñas metas». El atleta no quería que le cantaran el tiempo hasta el minuto 50. «A partir de ahí sí, cada dos minutos me iban diciendo», añade. Por eso, ha logrado «ir más allá de lo que tenía pensado». Y es que, en las pruebas ya rebasaba la hora, pero se quedaba en los cinco o seis minutos más. Desde luego que ha dejado un Guinness muy difícil de superar para quien quiera intentarlo.
Como en los equilibrios Christian López ha encontrado la horma de su zapato, va a seguir probando suerte. La organización de Guinness World Records ya le ha abierto la petición de otro más, el de mantener el mayor tiempo posible en equilibrio una silla sobre la barbilla. En esta ocasión, su poseedor es Konok Karmakar, de Bangladés, que acreditó 35 minutos y 10 segundos el pasado 19 de octubre de 2019.
otros récords. Y en la lista de espera, el atleta de Cabañas de la Sagra también tiene otro que va a afrontar con muchas ganas y que, con total seguridad, será el cuarto de esta serie de Guinness relacionados con el equilibrio. Intentará lograr el del mayor tiempo sosteniendo un palo de billar sobre la frente. De nuevo, el rival a destronar es el norteamericano David Rush, quien alcanzó 1 hora, 3 minutos y 14 segundos el 15 de octubre de 2017.