Los partidos se olvidan del pacto y harán acuerdos parciales

F. F.
-
Los partidos se olvidan del pacto y harán acuerdos parciales - Foto: Yolanda Lancha

Los objetivos del PSOE son el empleo, la promoción económica, la mejora de los servicios públicos, la sostenibilidad, las políticas de inclusión, las infraestructuras y las obras de barrio

Tanto la alcaldesa, Milagros Tolón, como los cinco portavoces de los partidos municipales protagonizaron ayer en el Pleno alocuciones donde las coincidencias vencen sobre las diferencias. Lo principal es que todos se conjuran para apoyar, vengan de donde vengan, las medidas e iniciativas que consideren favorables para el desarrollo de la ciudad y el bienestar de sus vecinos.

Tolón apela al consenso sabedora de que no cuenta con mayoría absoluta y convencida de que las decisiones «surgidas del entendimiento son más duraderas, fructíferas y eficaces». La alcaldesa admite que existan puntos de vista distintos en función de las ideologías siempre y cuando el objetivo común sea «procurar a los toledanos una ciudad mejor en la que vivir y desarrollar sus actividades».

En función de ese «reto», Tolón pide a sus colegas políticos «lealtad y responsabilidad» para anteponer los intereses públicos sobre los particulares o de partido con el fin de «estar a la altura de la tarea que nos han encomendado nuestros conciudadanos».

Objetivos del Gobierno. Noelia de la Cruz añade que los objetivos del PSOE para la legislatura son el empleo, la promoción económica, la mejora de los servicios públicos, la sostenibilidad del medio ambiente, las políticas de inclusión para no dar nunca la espalda a las personas más necesitadas así como la realización de las infraestructuras necesarias y de los pequeños detalles que facilitan la vida en cada barrio.

Como respuesta a alguna crítica de la oposición afirma que piensan continuar con el modelo de ciudad iniciado el pasado cuatrienio y subraya que esta propuesta ha sido fundamental para obtener el respaldo creciente de los votantes.

La portavoz mantuvo su discurso dentro de las líneas marcadas por la alcaldesa para remarcar que el Grupo Socialista goza de una «mayoría amplía» (seis concejales más que el segundo partido) dispuesta a respaldar incondicionalmente la acción del Gobierno local aunque su deseo explícito sería que este órgano ejecutivo represente a todo el mundo, con independencia de su color político. La edil afirma que Toledo, bajo el liderazgo de Milagros Tolón, se ha convertido en motor económico de la región y referencia en todos los ámbitos ejerciendo un gobierno responsable que ha sido elegido para defender los intereses de la ciudad.

Por último, espera que todos los partidos mantengan el nivel de consenso de ayer y agradece «el tono» de las intervenciones de sus portavoces si bien apunta que no le ha gustado la «tensión» o el contenido «fuera de lugar» que, en su opinión, se desprende de alguna  frase (pero no identifica al autor).

La Oposición. Claudia Alonso, portavoz del PP, recuerda que el PSOE no tiene mayoría absoluta y avisa de que los populares harán una oposición responsable, leal, contundente, moderada y sin demagogia. Contra lo que dice De la Cruz, Alonso opina que Toledo carece de modelo de ciudad y destaca como principales problemas la falta de POM, la ausencia de una estrategia cultural y la prórroga excesiva de grandes contratos como el de la basura.

Esteban Paños, portavoz de Ciudadanos, aboga por impulsar un Toledo de las oportunidades y señala que su partido apoyará lo que considere positivo pero enmendará lo que sea mejorable. A su entender los principales retos pendientes son el Plan de Ordenación Municipal, el empleo, la igualdad, el Tajo, el amianto, la participación o la transparencia.

Alberto Romero, portavoz de VOX, anuncia que su partido será el «garante de la legalidad», el defensor de la Corona, de la Constitución y de las instituciones, que combatirá contra el derroche de los recursos públicos y que respaldará aquello que sea coherente con su programa. Acaba haciendo una súplica para que «el Señor nos ilumine y proteja a todos en todas nuestras decisiones».

José María Fernández, portavoz de Unidas Podemos, apuesta por hacer del Ayuntamiento una herramienta útil para los vecinos y señala como prioridades generar «una ciudad mucho más social de la que tenemos», el empleo de calidad, suficiente y seguro (lo subraya), que la ciudad sea sostenible, el cuidado de los servicios públicos y las políticas de igualdad.