Toledo expulsa a su entorno el doble de población que recibe

latribunadetoledo.es
-
Toledo expulsa a su entorno el doble de población que recibe - Foto: Javier Pozo

Se van a los pueblos del área metropolitana jóvenes que quieren crear una familia y no encuentran en la capital el tipo de vivienda deseada ni el precio que están dispuestos pagar

«Las características de la vivienda de Toledo ciudad, por dimensiones y precio, juegan un papel expulsor» hacia los pueblos del área metropolitana. Esa tendencia es mayor entre quienes no han nacido en la capital. Es una de las conclusiones a las que llega el estudio sobre población elaborado por ‘Eusa Sociología’ para el Ayuntamiento de Toledo que forma parte de la documentación entregada a los grupos políticos para comenzar la redacción de un nuevo Plan de Ordenación Municipal.
El informe data del año 2004 así que más que los datos puros, que han sufrido variaciones, hay que tener en cuenta las tendencias que marcan. Por ejemplo, indica que es casi el doble el número de residentes en la capital que acaban yéndose al extrarradio que el de personas que hacen el recorrido inverso.
Los polos de atracción está situados al sur; en Argés, Burguillos y Cobisa. Pero el informe advierte de que «en los próximos años el crecimiento que se puede esperar de los municipios de la zona norte, a la vista del suelo comprometido para su desarrollo urbanístico, es impresionante».
A pesar de todo, en el momento del estudio, dentro de Toledo capital era superior el número de residentes nacidos en la cuidad (53%) que el de población venida desde fuera mientras que en los pueblos la relación es al contrario, ganan los forasteros (56%) frente a los nativos.
De aquí deducen que sin la competencia de estos pueblos cercanos el crecimiento población del Toledo capital hubiera sido mayor el los últimos años, desde 1998, que es cuando muchas de estas localidades estuvieron ganando casi un 13% de habitantes anualmente.
Los que se van son «población joven de Toledo que va a crear su hogar, funcionarios que después de vivir un tiempo en la ciudad fijan su residencia en estos municipios y extranjeros que encuentran viviendas más baratas aquí».

Los que vienen. En consecuencia la población del extrarradio es más joven que en la capital con tendencia aumentar la brecha porque se trata de muchas parejas en edad de tener hijos. En todo caso, sumando los datos de Toledo ciudad y los pueblos de su entorno se aprecia que es un territorio que atrae más población de la que se marcha, con diferencia.
Los nuevos habitantes de Toledo capital proceden, sobre todo, de otras Comunidades (53%), en especial de Madrid (24,5%), pero hay un gran porcentaje (34,7%) que llegan desde pueblos de la provincia.
La mayoría (casi  60%) se instalan aquí por razones laborales. En segundo lugar, aunque a distancia, (cerca del 25%) lo hacen por motivos familiares. «En cambio, las principales razones para establecerse en el entorno metropolitano son los de tipo familiar, sobre todo por creación de nuevo hogar (30,4%) y los motivos de vivienda, bien por mejora o por acceso más asequible que en Toledo (18,4%)».
Finalmente vaticinan que el trasvase de población hacia el extrarradio continuará porque si bien hay un 84% de los residentes en Toledo capital que se sienten arraigados aparece un 10% «que tiene claro que cambiará» de lugar de residencia y otro 5% que duda.