Comprado por 155.000 euros el edificio de Trastámara, 9

C.M
-
Comprado por 155.000 euros el edificio de Trastámara, 9 - Foto: VÁ­ctor Ballesteros

En la Comisión Ejecutiva del Consorcio se ha aprobado la escritura de compra venta de un inmueble que forma parte del Salón Rico

Manuel Santaloya dio cuenta de los puntos aprobados y tratamos en la primera Comisión Ejecutiva del año celebrada por el Consorcio de la ciudad. Entre los asuntos abordados, y una vez relató la aprobación del presupuesto para la incorporación de remanente de crédito para la finalización de las obras concertadas el pasado año, y la actualización de los pliegos tipo de cláusulas administrativas particulares de servicios y de obras conforme a los Estatutos de la institución, aludió al visto bueno a la licitación de las obras de acondicionamiento de un edificio situado en la calle Armas, 8, y a las modificación de anualidades de la adjudicación de las obras de mejora de condiciones de habitabilidad y eficiencia energética en la calle Instituto, 21.
Tras lo enumerado, el gerente del Consorcio se refirió a la formalización de la escritura de compra venta del inmueble, ubicado en al calle Trastámara, 9, como paso previo a la «futura intervención en el Corral de Don Diego». Con una inversión de 155.000 -el edificio está valorado en algo más 192.000 euros, cifra incrementada en la estimación catastral-, la adquisición del mismo se visiona como «el inicio» de un programa ya secuenciado y estimado por la institución para una actuación prevista «a cinco o diez años dependiendo de las aportaciones posibles».
dos edificios más. Con este comienzo y una vez confirmado con el informe preceptivo que los muros de este inmueble, en su planta baja, poseen 80 centímetros de tapial, dimensiones idénticas a las del propio edificio del Salón Rico, el siguiente paso sería, apuntó Santaloya, «hacernos con otro edificio más y con otro que actualmente está en ruina». Según ha podido saber este periódico, se refiere al edificio situado en Corral de Don Diego, 3, y al de la calle Trastámara, 7.
Con la adquisición de ambos, apreció, «ya sí podríamos realizar algunas intervenciones» que se sumarían, recordó, «al informe de intervenciones ya elaborado y al estudio histórico» porque en la propuesta de rehabilitación del Salón Rico y su entorno -presupuestada en 2,5 millones-, se contempla que los siguientes trabajos se centrarían en la limpieza y desbroce de la zona para, a continuación, desarrollar los estudios y trabajos arqueológicos.
Sobre el inmueble ya en manos del Consorcio -cuando se resuelva el procedimiento de notaría-, apuntó Santaloya que posee «aproximadamente 220 metros cuadrados con una sola crujía» y que salvo el valor de su planta baja -por ser parte de la cimentación del Salón Rico- carece que valor artístico. Además, actualmente «impide la visualización del mismo», por lo que el Consorcio contempla la reducción de su altura en dos plantas para despejar esta vista.

 

Aprobada la adjudicación de las obras de la pasarela accesible de la ermita del Valle

En esta Comisión Ejecutiva se ha aceptado la propuesta de adjudicación de las obras de ejecución de la pasarela accesible que se instalará en la ermita de la Virgen del Valle. El proyecto, elaborado por el arquitecto Francisco Jurado, tiene como objetivo intervenir sobre el actual acceso a la ermita, que se produce a través de una escalinata de mucha pendiente y sin apenas espacio, plateando una pasarela de estructura metálica con lamas de madera para comunicar la Ronda del Valle con la ermita, permitiendo así la accesibilidad a personas con movilidad reducida.
La solución parte desde la misma cota del rellano de acceso a la ermita en la parte este de la carretera, antes de que la pendiente de la misma siga subiendo, y desde ese punto lanza una pasarela a media ladera que, con un desarrollo horizontal, proporciona un camino llano totalmente accesible que salva el desnivel y desemboca directamente en la entrada de la ermita.
La actuación, recoge el proyecto, apenas incide en el paisaje pero, sin embargo, es necesario intervenir sobre la parte superior del muro de mampostería existente junto al desembarco, sobre la vegetación existente en esta zona y sobre la instalación de iluminación que se ve parcialmente afectada.
La instalación de esta estructura, citan desde el Consorcio, «cuyo impacto visual es mínimo», tiene un presupuesto de 62.000 euros y lleva aparejada la mejora del alumbrado con 12 nuevas luminarias.
Es importante señalar que, en esta intervención, se hace necesaria  una economía que ‘obliga’ a un  diseño y a la elección de unos materiales específicos para un espacio, la ermita, contemplada como monumento de tipo religioso.