Plataforma del Transporte denuncia autocares sin aire a 41º

Lola Morán Fdez.
-

A la falta de taquilla las tardes de lunes a viernes y los fines de semana se ha sumado esta incidencia en plena recogida de firmas para pedir que se restablezcan los horarios previos al estado de alarma

Plataforma del Transporte denuncia autocares sin aire a 41º

La Plataforma de Afectados del Transporte de Talavera ha denunciado un nuevo incidente relacionado con el servicio de transporte de viajeros por carretera de la ciudad al ver cómo este domingo, en plena alerta amarilla por altas temperaturas, los usuarios de la línea hacia Madrid debían subirse a un autocar sin aire acondicionado. En un comunicado, la Plataforma vuelve a denunciar el «caótico transporte de Talavera» asegurando que «si no nos mata el virus, moriremos tirados en carretera a 41 grados».
El portavoz de la Plataforma de Afectados del Transporte de Talavera, Óscar Muñoz, manifestó a este diario que la empresa concesionaria «sigue con la misma tónica», a pesar de las quejas reiteradas de los usuarios. Según indicó, las taquillas de a estación de autobuses de Talavera están cerradas todas las tardes de lunes a viernes así como sábados y domingos, por lo que solo se pueden adquirir los billetes a través de máquinas expendedoras o a través de los propios conductores.
Muñoz señaló además que los fines de semana suele haber «más afluencia que plazas» y es habitual que haya personas que se «queden en tierra», aunque desde la empresa concesionaria sostienen que no hay más servicios «porque no existe demanda como consecuencia del tema del Covid». Sin embargo, el portavoz de la Plataforma manifestó que sí existe esta demanda, lo único que, ante la falta de servicios o la incompatibilidad de horarios, muchos usuarios están recurriendo a sus vehículos particulares o a otros como el servicio de Bla bla car.
Esta situación, dijo, se produjo de nuevo este domingo en el servicio de las 19:00 que partía de Talavera en dirección a Madrid, para el que alrededor de una quincena de usuarios se quedó sin billete. Este fue precisamente el autocar que ya salió de origen con problemas en el aire acondicionado, a pesar de lo cual, como reclama la Plataforma, no se sustituyó por otro antes de iniciar la marcha. «De la mitad para atrás era bochornoso», dijo Muñoz, por lo que el conductor llevó a cabo una primera parada «para que se despejasen un poco los viajeros» ante el calor, agravado por el uso de la mascarilla.
Reanudaron la marcha pero tuvieron que detenerse una segunda vez por el mismo motivo dado que  «ya era asfixiante» y ya se solicitó un vehículo de sustitución.
En este proceso, una pasajera menor de edad resultó lesionada al intentar bajar del autobús y tuvo que ser trasladada en ambulancia al centro médico de referencia desde el lugar del incidente, donde se personó la Guardia Civil y levantó acta. El resto de viajeros continuó la marcha en un segundo autobús, «esta vez con la temperatura adecuada», aunque aproximadamente en el doble de tiempo de lo habitual.
«Esto es el pan nuestro de cada día», lamentó Muñoz, quien insistió en que la empresa «sigue en sus trece» con unos 26 conductores en ERTE «y no tiene pensamientos de sacarlos a trabajar al menos hasta que pase el verano y luego ya en septiembre ya veremos».