Tolón gobernará en solitario gracias a la debacle del PP

F. Rodríguez
-

El PSOE se queda a un edil de la mayoría absoluta (12) y dobla los resultados del PP. Ciudadanos crece en votos pero no pasa de los 3 concejales. Vox entra en el Pleno con 2, lo mismo que Unidas Podemos

En los tiempos en los que se habían acabado las mayorías absolutas, el PSOE de Milagros Tolón se ha quedado a un edil de romper todos los esquemas. Ni en las previsiones más optimistas de los socialistas se vaticinaba un escenario semejante. Un total de 19.258 votos que le sirven a la primera alcaldesa de la ciudad para revalidar su asiento y, además, situarse con el segundo mejor registro de su partido en la capital de Castilla-La Mancha.
Sólo Emiliano García-Page, en las municipales de 2011, ha cosechado un resultado mejor que el obtenido ayer por Tolón (20.025 votos), lo que sirve al PSOE para renovar la Alcaldía y lanzarse a gobernar en solitario, sin tener ya que pagar peajes.
La subida de los socialistas tiene su cruz en el Partido Popular. Sin duda alguna, la candidatura de Claudia Alonso es la gran perdedora de la cita con las urnas. Los ‘populares’ se han dejado 3.603 votos por el camino respecto a 2011, lo que traducido al Pleno Municipal les deja con 6 concejales frente a los 9 que tenía. Un margen de tres que es, precisamente, la misma ventaja que amplía el PSOE.

Milagros Tolón celebrando la victoria electoral.
Milagros Tolón celebrando la victoria electoral. - Foto: Yolanda Lancha
El batacazo del PP en Toledo es antológico. Sus peores números en la ciudad desde la fundación del partido. Un resultado electoral que sin duda abrirá el debate interno.
La entrada de Vox en el Pleno Municipal les ha restado apoyos, pero los 3.604 votos de la formación que lidera Santiago Abascal en el congreso de los Diputados, y que en Toledo tiene a Alberto Romero como número uno, tampoco les hubiera dado el triunfo a los ‘populares’.
La bajada del PP en la ciudad tiene más matices que echar las culpas a un Pleno dividido entre cinco fuerzas políticas; aunque bien es cierto que si Claudia Alonso se sumara los votos del Vox y de Ciudadanos habría cosechado un total de 20.043 respaldos en las urnas que cambiarían el actual escenario.
Al PSOE, por su parte, sí que le ha venido bien la ausencia en la cita de ayer en las urnas de la formación liderada por Javier Mateo. Ganemos Toledo no concurría al proceso, y sus cuatro ediles se han diluido en manos de Unidas Podemos hasta la mitad, favoreciendo un trasvase de votos hacia los socialistas que ha sido clave en el barrio del Polígono; el feudo donde Milagros Tolón se siente más cómoda.
Ciudadanos, por su parte, se ha quedado tal y como estaba. La formación naranja mantiene sus tres concejales en el Pleno Municipal, aunque ha logrado sumar casi mil votos más que en las pasadas municipales (5.463 frente a 4.486). Con todo, el 12,55% de los votos no ha sido suficiente para dar al equipo de Esteban Paños más protagonismo en la composición del próximo Gobierno, y el actual reparto no le sirve para ser llave de la Alcaldía para Claudia Alonso ni para plantearse un pacto a la andaluza que al candidato nunca le ha gustado.
Ahora, sus opciones pasan por ver si Milagros Tolón les tenderá la mano, algo que la socialista no necesita, ya que con la mera abstención de Unidas Podemos puede manejar el Ayuntamiento sin trabas.
Apoyos y pactos puntuales pueden ser la única fórmula para que Ciudadanos tenga más peso en el gobierno municipal que en la anterior legislatura, algo que no hay que descartar del todo dado el talante de un Esteban Paños que ha sido el único en apoyar mociones de todos los partidos con representación municipal. Una capacidad para llegar a acuerdos que, sin duda, volverá ponerse a prueba en estos próximos cuatro años.
Al margen de Milagros Tolón, en cuanto a números absolutos se refiere, conviene no pasar por alto la entrada de Vox en el Ayuntamiento. El partido de Abascal suma dos concejales en Toledo, pero cosecha casi tres mil votos más que en las pasadas municipales, lo que le convierte en el segundo mayor incremento de respaldos en las urnas en la cita de ayer.
La suma de Partido Popular, Ciudadanos y Vox alcanza los 11 ediles en el Ayuntamiento de Toledo, lo que disipa de un plumazo la sombra de cualquier pacto, y deja a Unidas Podemos en una posición cómoda para acercarse a Milagros Tolón.
La alcaldesa tiene todo a su favor para no complicarse la vida con pactos de Gobierno. La suma con 12 ediles siembre saldrá a su favor. Eso sí, mientras que Unidas Podemos no se incluya en el mismo espectro que PP, Cs o Vox; algo que a priori se antoja harto complicado.
Con todo, los dos concejales de Unidas Podemos no son para celebrar. La formación concurría como heredera de Ganemos Toledo, pero los 7.395 que sumó Javi Mateo han sido una barrera imposible de franquear. Ni tan siquiera de acercarse.
La confluencia entre Podemos e Izquierda Unida se queda con 3.505 votos y es la quinta fuerza política de la ciudad. Por detrás de ellos, a mucha distancia, aparece la candidatura ‘fake’ que quiso aprovecharse de la marca Ganemos (283 votos, el 0,65% del total), mientras que la Falange, todo un clásico en la ciudad, retorna a un proceso electoral con unos anecdóticos 69 votos (0,16%).
En la cita de ayer votaron un total de 43.886 ciudadanos, lo que supone el 69,76% del censo. La abstención ha subido respecto a las elecciones de 2015, ya que ayer rehusaron a ejercer su derecho al voto 19.028 toledanos, dejando la abstención en un 30,24% frente al 28,06% de hace 4 años.