Un lleno de no hay billetes en el Salón de Plenos

J.M.
-

García-Page, Ruiz Molina, Bellido, Tolón y Tofiño encabezaban los asientos del público, que abarrotó el Salón de Plenos

Un lleno de no hay billetes en el Salón de Plenos - Foto: VÁ­ctor Ballesteros

La gente preveía que el Salón de Plenos de la Diputación Provincial iba a estar abarrotado. Hubo quien adelantó más de media hora la llegada a la institución provincial para encontrar sitio. Y no exageraba. No cabía un alma. Y eso que los trabajadores públicos habilitaron decenas de asientos también fuera de la sala para que pudieran seguir la investidura. Pero la segunda planta del número cuatro de la plaza de la Merced de Toledo se había convertido en un hervidero, con unos 200 espectadores y con la aportación extra de un intenso calor.
El presidente de la Junta de Comunidades, Emiliano García-Page, la alcaldesa de Toledo, Milagros Tolón, y el diputado nacional del PSOE Sergio Gutiérrez, hermano del investido como presidente de la Diputación Provincial, entraron justo a las 12 de la mañana en el Salón de Plenos. Los dos primeros tenían asiento reservado en la primera fila, junto al expresidente de la institución provincial y actual alcalde de Illescas José Manuel Tofiño, el presidente de las Cortes de Castilla-La Mancha, Pablo Bellido, y el consejero de Hacienda y Administraciones Públicas, Juan Alfonso Ruiz Molina.
Entre el numeroso público, se encontraba también el presidente del Partido Popular en las Cortes regionales, Francisco Núñez, quien vio cómo se formaba la Mesa de Edad con José Pablo Sabrido y Alicia Martín como diputados más viejo y más joven, junto con el secretario de la institución, José Garzón. Como representante ‘popular’ estaba también, por ejemplo, la concejal del Ayuntamiento de Toledo Claudia Alonso.
Los alcaldes de municipios de la provincia asistieron también como espectadores a la investidura de Álvaro Gutiérrez en el Salón de Plenos de la Diputación; entre ellos, se encontraban el veterano alcalde de Noblejas, Agustín Jiménez, el de Nambroca, Víctor Botica, o la de Olías del Rey, Charo Navas.
Los empresarios estuvieron bien representados con la presidenta de la Cámara de Comercio, Ángeles Martínez, y el secretario general de Fedeto, Manuel Madruga.
Sólo el molesto sonido de varios teléfonos móviles desvió la atención del público de este acto que contó con la presencia de dos maceras que representaban la señal de poder de la constitución de la Corporación de la Diputación Provincial.
El calor por la afluencia de público incomodó durante la hora y cuarto de la ceremonia, a la que siguió un ágape en la planta del Salón de Plenos, con Álvaro Gutiérrez exultante y asumiendo entre enhorabuenas que estará otros cuatro años más al frente de la Diputación Provincial.