Yuncos, capital del toro en la calle

Mario Gómez
-

La jornada del sábado se vivió entre un notable aumento de público en las calles y un ambiente festivo. Un herido por asta de toro y varios contusionados fueron atendidos por los servicios sanitarios y trasladados al hospital Virgen de la Salud

El toro de Benavente subió con brio y emoción barriendo los barrotes de la calle Real. - Foto: Mario Luengo

Arrancaba el sábado como cuarto día de los programados en el congreso. Segundo desde que el viernes se inaugurase oficialmente y quizá el plato fuerte en cuanto a ‘toro’ se refiere..
Nueve fueron los municipios que exportaron sus tradiciones al corazón de La Sagra. Sin más preámbulo que el de los ‘buenos días’ entre los que se dieron cita pasadas las nueve de la mañana, vio la Calle Real como saltaba el primero de los animales.
‘Costumbrero’ abrió la jornada de la mañana. Bonita estampa lucía este espectacular burraco del hierro de Toros de la Plata y que fue exhibido al uso de la localidad cordobesa de Carabuey. El toro ‘Costumbrero’ campó a sus anchas por las calles yunqueñas solamente guiado por la soga tricolor (azul, verde y blanca) representativa de esta asociación que, aunque fundada en 2005, mantiene una tradición que se remonta a 1625. De esta forma se exhibía el primero de los animales, tal y como en esta localidad se hace por la festividad de San Marcos, que en tan sólo quince minutos hizo el recorrido acotado para las sueltas de las localidades participantes.

La vaca de Victorino Martín tuvo momentos de riesgo y peligro.
La vaca de Victorino Martín tuvo momentos de riesgo y peligro. - Foto: Dominguín
La segunda exhibición corrió a cargo de Ontiyent (Valencia). Con una delegación que rondó el centenar de personas, esta localidad Valenciana contó con un animal de la ganadería cacereña de Dª Carmen Valiente que hizo su aparición con su tradicional embolado en las defensas. La salida del cajón fue muy emocionante pues durante segundo campo a sus anchas, calles arriba y abajo, hasta que encaró el recorrido con poder viéndose carreras vistosas y de riesgo delante del burel.  Con más de 30 metros de soga y con los colores rojo y blanco, los maromeros fueron primero detrás y luego delante del cornúpeta guiando su discurrir que lo recorrió en tan solo diecisiete minutos hasta su vuelta de nuevo al cajón. ‘Boceto’ discurrió de forma alegre por las calles de la localidad exhibiendo el cuajo que le proporciona el pertenecer al guarismo del año 2004.
Tras ello, la localidad tarraconense de Amposta, se hizo presente en la Calle Real el toro del El Risco, no sin antes colocar el cajón de manera distinta al de las otras delegaciones. La suelta se realiza de manera perpendicular al recorrido para facilitar que salga controlado el toro hacia ambas direcciones. ‘Fresco’ que arrancó la puerta al salir del cajón hacia el cielo, contó con un bonito pelaje castaño, y una muy considerable amplitud de pitones con la que impuso mucho respeto. La asociación ‘Bou Capllaçat D´Amposta’, que ya sabe lo que es ser sede de uno de estos congresos, pues lo fue en 2008, realizó su puesta en escena con sus dos maromas roja y blanca; una por delante y otra detrás del burel. El animal a lo largo de su recorrido se llevó como si nada un contenedor verde de vidrio, que levanto del suelo como si fuera papel, zarandeándolo a sus anchas en varias ocasiones. Una vez de vuelta en la Calle Real el toro quiso emprender la subida hacia el recorrido, teniendo que recurrir esta vez a la inestimable ayuda del director de lidia Cristian Escribano, que ayudó con su capote a encauzar al toro hacia el cajón de nuevo. Tras treinta y siete minutos en Yuncos, ‘Fresco’ fue recogido por los mozos de Amposta.
‘Imberbe’ fue un cuajado castaño con el que se abrochó la mañana. Este toro de la ganadería de Hermanos Cambronell mostró temperamento de salida durante la exhibición de Benavente, arrollando de manera peligrosa la subida de la Calle Real por su margen derecha. La localidad zamorana, es una de las localidades que cuentan con mayor arraigo y acogida cada vez que sueltan los toros por sus calles. siglos de tradición respaldan esta usanza, que tiene como característica destacable la longitud de su cuerda (110 metros) y el hecho de que el toro es amarrado a una argolla. En la muestra de este sábado, se hizo en la colocada en la Calle Real  a la que volvió a los 10 minutos de ser soltado, volviendo al cajón tras veintidós minutos por las calles yunqueras.
Peculiares formas de vivir una misma fiesta que hicieron las delicias de cuantos fueron acercándose a la localidad y que a medida que avanzó la mañana, fueron aumentando en número.
Todo ello hasta el mediodía, cuando tuvo lugar una bueyada infantil donde los más pequeños fueron protagonistas. Una importante iniciativa para que el futuro de la afición se vea incentivado. Del mismo modo, el contacto con los animales, hizo las delicias de los más pequeños acercándoles al toro.
Tras ello, se dieron cita los congresistas en la Plaza de San Blas para, dentro de un ambiente de cordialidad y festividad, producirse el chupinazo y desfile posterior hacia el conocido como ‘parque de los patos’, epicentro de las actividades y donde estaban las casetas instaladas.
Al ritmo de una batucada, se hizo ameno el trayecto, hasta llegar a la citada meta, donde las representaciones de los diferentes municipios ofrecieron degustaciones de sus productos.
Vinos, cervezas, quesos, embutidos, diferentes tipos de arroces, fueron algunos de los platos que se degustaron y con los que se pudo, no solamente aprender de las costumbres taurinas sino también de las culinarias, siendo un completo éxito.
A primera hora de la tarde la rondalla ‘El junco y la rueda’ hizo una demostración que amenizó la sobremesa. Tiempo para departir y compartir vivencias y experiencias del congreso, otros congresos o de la vida misma; ello como preámbulo a la misa castellana y bendición de los maromeros.
Tras ello fue el momento de retomar la actividad taurina, Cuenca fue la encargada de la primera exhibición vespertina. Para esta tradición que cuenta en la localidad conquense con una antigüedad en torno a 1581, saltó a las calles una vaca de la ganadería de Monteviejo. ‘Rondeña’ fue ensogada tal y como se hace en las fiestas de San Mateo, con una maroma que mide 18 metros que siempre va por detrás de la vaca, y es llevada por un maromero que sujeta la soga de esparto y un ayudante que le acompaña.
Una vez concluida, llegó el turno de la vallisoletana de Palazuelo de Vedija. Esta localidad de la comarca de Tierra de Campos, situada en el noroeste de la provincia de Valladolid, exhibirá una vaca de la prestigiosa ganadería de Victorino Martín. El animal, se vio por las calles de Yuncos con una maroma violeta y blanca que siempre va delante de la vaca conducida por seis personas.
En el ecuador de la programación de este bloque de sueltas vespertino, le tocó el turno a Rubielos de Mora. Esta localidad, caracterizada por el color verdoso que presenta su soga, y que se lo imprime la alfalfa fresca que usan para evitar quemaduras, exhibió un animal de Antonio Sánchez. Un cabezal de tela con los colores de la bandera de Aragón y seis flores de tela, fueron el toque distintivo que portó ‘Afrancesado’ en su participación en este congreso en la tarde del sábado.
‘Jilguerito’ fue colorado. De imponente estampa, el pupilo de López Gibaja, fue el toro con el que Cabretón (La Rioja) firmó su presencia en nuestra provincia. Una cuerda con los cuatro colores de la bandera de su región (roja, amarilla, verde y blanca), situada por delante y por detrás, dieron color a su muestra tal y como hacen en esta pequeña localidad en el tercer fin de semana de septiembre.
La última de las sueltas de este sábado correspondió a la valenciana Chiva. Tras dañarse en el campo tiempo atrás, el inicialmente reseñado astado de Pereira Lupi, la organización adquirió un astado con el hierro de Antonio Ordóñez. Este animal, que se pudo ver en la desencajonada del pasado jueves, se presentó en el recorrido mostrando su temperamento y ataviado con una badana decorativa en su testuz con borlas, espejillos y lanas de colores, además de la cuerda amarilla y roja tradicional, con el azul que se le añade en los congresos.
Con esta suelta se dio por cerrado el capítulo taurino del sábado, tras el cual se dejó un preceptivo tiempo para reponer fuerzas antes de que al filo de la media noche en el Campo de Rugby la orquesta ‘Miami Show’ comenzase una actuación que abrochó la jornada.
Por la mañana los servicios sanitarios atendieron una herida por asta de toro que fue operada en el quirófano móvil desplazado hasta lo calidad.Además, varios asistentes sufrieron contusiones y heridas de diversa consideración al caerse de una talanquera embestida por uno de los animales, trasladándose a los más graves al hospital Virgen de la Salud.