La Junta asegura que está implementando la Agenda 2030

J.A.J
-
José Luis Martínez Guijarro, vicepresidente primero de la Junta. - Foto: Yolanda Lancha

El vicepresidente primero de la Junta enumera los avances de la Administración regional para apoyar la hoja de ruta marcada por la ONU para lograr un planeta más sostenible en el año 2030

José Luis Martínez Guijarro ha presidido una reunión de la Comisión de Seguimiento regional de la Agenda 2030. En ella ha participado Federico Buyolo, alto cargo del Gobierno de España que coordina el cumplimiento de esta Agenda en el conjunto del país.

Tras la reunión, el vicepresidente Martínez Guijarro ha enumerado varios hitos en el cumplimiento por Castilla-La Mancha de la Agenda 2030, que forman parte de un informe que se publicará próximamente en el Portal de Transparencia de la Junta. Entre esos hitos, Guijarro ha destacado que en esta legislatura en Castilla-La Mancha, en el plano socioeconónico, se han reducido los parados de larga duración en un 54 por ciento y se han rebajado las tasas de pobreza severa prácticamente a la mitad. En el ámbito educativo, ha subrayado el aumento de presupuestos regionales para Educación en un 20 por ciento.

En el ámbito medioambiental, ha resaltado el impulso a las energías renovables, el mantenimiento de los espacios protegidos y el compromiso con una gestión eficiente del agua, con  un 60 por ciento de regadíos dotados de sistemas sostenibles, y un nivel de la calidad del agua "más que aceptable", además del impulso a la depuración de aguas residuales.

En cuanto a la premisa de la Agenda 2030 para lograr una ausencia de violencia en la sociedad, ha presentado como la principal contribución de Castilla-La Mancha en este ámbito la aprobación de la nueva Ley para una Sociedad Libre de Violencia de Género, además de la suscripción del Pacto por la Infancia promovido por Unicef.

En el plano de la cooperación internacional, ha destacado la atención a refugiados en colaboración con el Gobierno de España. Esto ha permitido la creación en Castilla-La Mancha de una oficina de atención a los refugiados.