IU urge al Gobierno regional a abrir el hospital en otoño

Carmen Ansótegui
-

«Que pidan las licencias y contraten el personal necesario», exigió el coordinador regional de IU, Juan Ramón Crespo, que añadió que «causa alarma» que una UTE condenada por impago a sus trabajdores pueda gestionar 30 años el hospital

La obra civil del nuevo hospital de Toledo lleva meses terminada. - Foto: Yolanda Lancha

Izquierda Unida sigue preguntándose el motivo que llevó al Gobierno regional a no abrir el nuevo hospital de Toledo durante los momentos más críticos de la crisis del coronavirus. El Ejecutivo aseguró no poder poner en marcha las instalaciones por no contar con las licencias necesarias y ahora, ante el temor de un rebrote,  desde Izquierda Unida urgen por escrito al consejero de Sanidad, Jesús Fernández Sanz, y a la directora gerente del Sescam, Regina Leal, a que ejecuten todos los trámites necesarios, de manera que pueda estar en marcha en otoño.
Que pidan las licencias y contraten el personal necesario», exigía ayer en rueda de prensa telemática el coordinador regional de la formación, Juan Ramón Crespo. Sin embargo, reconoció ante los periodistas que duda sobre la justificación que dio el equipo de García-Page para no abrir el hospital. A su juicio, la falta de una licencia de apertura es una excusa «insustancial» dada la envergadura del problema y apunta a que pueda haber otros causas «de fondo».
Y es que Crespo desconfía de la Unión Temporal de Empresas (UTE) formada por Acciona, OHL y ACS Dragados, que ha construido el hospital. Dice que, la Justicia las ha condenado a hacerse responsables de los impagos a los trabajadores subcontratados y asegura que, lejos de abonarles las nóminas, están recurriendo a los tribunales para demorar el pago.
Desde Izquierda Unida dicen que «causa verdadera alarma» pensar que esta UTE va a gestionar durante treinta años el nuevo hospital y pide al Sescam y a la Consejería que actúe y no consienta que se produzcan este tipo de situaciones. Y es esta desconfianza la que les lleva a poner en duda si no hay más incumplimientos por parte de estas empresas constructoras que hayan impedido la apertura del hospital durante el pico de la epidemia.
En la misma línea, el dirigente de Izquierda Unida mostró su apoyo a Comisiones Obreras por forzar la comparecencia de las contratas del transporte sanitario de la región ante el Jurado Arbitral para que paguen lo establecido en el convenio colectivo. Sobre este asunto pidió que nadie olvide que se trata de los trabajadores «a los que salíamos a aplaudir desde los balcones por jugarse la vida» y recordó que precisamente un técnico de emergencias sanitarias de Tarancón (Cuenca) falleció por coronavirus en el Hospital ‘V