"Talavera tiene futuro, hay que colocarla donde se merece"

L.G.Colao /C.S.Jara
-

Tita García Élez ofreció optimismo e ilusión, aboga por una ciudad que sea líder por noticias positivas. En su discurso de investidura pidió apoyo a la Corporación y también a Page, presente en el Pleno

"Talavera tiene futuro, hay que colocarla donde se merece" - Foto: Manu_Reino

Una ciudad de oportunidades. Es una de las aspiraciones que ayer expresó Tita García Élez, tras ser investida como alcaldesa de Talavera. Tras recibir el bastón de mando de manos del concejal Carlos Gil, que ejerció como presidente de la mesa de edad, la primera alcaldesa de la ciudad asumió el cargo con humildad y con ilusión, una palabra que se repitió con insistencia a lo largo de su discurso, como muestra del rumbo que quiere dar a su gestión.
El Pleno de Constitución de la Corporación municipal fue breve, igual que el discurso de la máxima representante talaverana, de poco más de 10 minutos, pero en él expresó las principales claves en la que basará su gobierno durante los próximos cuatro años con una prioridad, el empleo, «como base fundamental de todas nuestras actuaciones», destacó. Será el puntal de su acción en el Ayuntamiento y así lo detalló en su primer discurso como máxima autoridad municipal ya que «Talavera tiene futuro, hay que colocarla en el lugar que se merece».
Su otra «obsesión», claramente relacionada, será la del «progreso y prosperidad» de la ciudad, «con la firmeza y desde la dedicación de la gestión diaria».
Las primeras palabras de García Élez ante un Salón de Plenos abarrotado, y delante del presidente de Castilla-La Mancha en funciones, Emiliano García-Page, no pudieron ser otras que de agradecimiento, saltándose el protocolo de autoridades y dedicándolas a sus «amigos y amigas» en un día especial. Los allí presentes no eran únicamente sus amigos, ya que, «lo que es más importante, también lo son de Talavera».
Ante su gente y muy emocionada durante algunos momentos, la alcaldesa subrayó que la suya es «una ciudad de oportunidades» a la que ayudará desde la Alcaldía con los cuatro ejes que ya desgranó en campaña electoral: igualdad entre hombres y mujeres, transparencia, sostenibilidad y participación, valores que ayudarán a aupar a Talavera nuevamente como «centro de actividad económica» fundamentada en clave comarcal y local. Es aquí donde la primera alcaldesa de Talavera insiste en una de sus principales ideas para devolver a la ciudad su floreciente pasado como eje vertebrador a nivel geográfico, estableciéndola como «puerta de acceso al medio oeste peninsular y desarrollándose como gran polo de actividad económica».
«No es el momento de desgranar las acciones que llevaremos a cabo, pues figuran en el programa» que presentaron en campaña, recordó, pero sí de las grandes llaves para el futuro de la ciudad. Suelo industrial, usos logísticos, transporte por carretera y mejora del malogrado transporte ferroviario serán fundamentales para la generación de comunicaciones necesarias en el futuro y también en la creación de empleo.
Asimismo, incidió en que el resto de acciones se adaptarán a todas y cada una de las áreas de los Objetivos del Desarrollo Sostenible de la Agenda 2030
No se olvidó la alcaldesa de una aclaración que, «aunque obvia», ha sido uno de los puntales de su campaña: Los barrios y el tratamiento que se les debe dar independientemente de su ubicación en el conjunto de la ciudad será el mismo con su Gobierno, «las mismas condiciones de vida». Por ello, todos disfrutarán de su proyecto de «nuevo espacio urbano», tendente a la movilidad sostenible, que mejore la reordenación del tráfico, nueva oferta de transporte público, reducción del impacto ambiental y más zonas verdes.
En este área tuvo palabras especiales y sinceras para una de las grandes batallas en su anterior labor como consejera de Fomento, el río Tajo, cuya «mala planificación hidrológica y el trasvase» han llevado a estar así. Así, reclamó «justicia» para un río «hipotecado» recordando su importancia en la creación de la ciudad ya que «Talavera está ubicada donde está porque aquí está el río Tajo».   
También haciendo un guiño a su etapa en el Gobierno regional, y tras la «experiencia y el éxito de visitantes de aTempora», García Élez apostó por convertir a Talavera en «ciudad de exposiciones como elemento de atracción y reclamo» que servirá además para dar a conocer el valioso patrimonio local.

 

«No estorben». García Élez es consciente del potencial de Talavera, por el que luchará durante los próximos cuatro años, pero para hacerlo necesita, y así lo pidió, «la colaboración de todos los que quieran aportar algo positivo para el futuro de nuestra ciudad». Todos ellos «serán bienvenidos», dijo, mientras que por el contrario, a los que no estén dispuestos, les pidió «por favor, que no estorben, Talavera no está para perder el tiempo», aclaró.
En este sentido se dirigió especialmente al presidente de Castilla-La Mancha, «amigo Emiliano», dijo. «Talavera necesita mucha ayuda, Talavera te necesita y estoy convencida que desde la lealtad institucional y no desde el enfrentamiento, conseguiremos sacar a Talavera de la situación en la que se encuentra».
También se refirió al resto de administraciones a las que se ofreció como «colaboradora fiel», pero también advirtió: «Esto no significa que como alcaldesa «asuma lo que es inasumible para mi ciudad».
A los más cercanos, sus compañeros de Corporación, les pidió poner «el contador a cero» y unir fuerzas en defensa de la ciudad, algo que agradecerán los vecinos, explicó. A ellos, a los ciudadanos, prefirió enviarles un mensaje de «optimismo e ilusión» pero también reclamando paciencia porque «los problemas de Talavera no se resuelven en dos días y probablemente tampoco en dos años, pero estoy convencida de que lo vamos a lograr».
Desde ese momento, y aunque ha sido elegida bajo las siglas del Partido Socialista, aclaró que «no soy la alcaldesa del PSOE sino la alcaldesa de todos y todas» y aprovechando su eslogan de campaña, hizo extensiva a toda la ciudad su petición al nuevo equipo de Gobierno, «mucha dedicación y nunca dejéis de llevar a Talavera en el Corazón».