El POM desata el malestar en la oposición

M.G
-

Sabrido avanza tres proyectos urgentes -Plan de Vega Baja, reconversión del suelo para el cuartel y uso del Virgen de la Salud, y la modificación puntual 29- y PP y Cs se enfadan por el retraso

Vista panorámica de la ciudad de Toledo. - Foto: Empresa Regional del Suelo

El tiempo siempre cuenta aunque las manecillas corren según se miren. Así, al menos, se dio a entender en la comisión de Urbanismo a cuenta del futuro Plan de Ordenación Municipal. El tiempo corre y los años también y es algo que tienen muy presente en Ciudadanos y en el Partido Popular. El presidente de la comisión, José Pablo Sabrido, aprovechó esta primera convocatoria para avanzar la intención del equipo de Gobierno de trabajar junto al resto de partidos en tres proyectos prioritarios y «urgentes», el Plan Especial de Vega Baja, la reconversión del suelo para levantar el cuartel de la Guardia Civil, que se acompaña de la búsqueda de un nuevo uso al edificio del Virgen de la Salud, y la modificación puntual número 29 del Plan General de Ordenación de 1986 que todavía colea.
Hasta ahí, los concejales de los distintos grupos agradecieron a Sabrido que se retomen los temas más importantes para el futuro desarrollo de Toledo, pero en las filas del PP sentó muy mal sus palabras, sobre todo, por etiquetar estos proyectos como urgentes cuando el Plan de Ordenación sigue sin avanzar. José López Gamarra preguntó sin más sobre el futuro uso del edificio del hospital por su preocupación de cara a la vida del barrio y Sabrido respondió que dependerá de «de lo que queramos todos que sea». En ese momento, intervino su compañero, Pablo Corrales para pedir un compromiso real en la búsqueda del consenso porque su grupo no quiere que el equipo de Gobierno tienda la mano «y haga lo que le dé la gana».
La bronca se inició por el carácter urgente de unos proyectos que siguen sin fecha y Gamarra recordó el enorme retraso de cinco años que acompaña al POM, ya que Tolón prometió en 2015 que el documento estaría listo en un año y aún no se ha concretado a pesar de que la ciudad necesita «seguridad jurídica» para su crecimiento. La misma línea siguió la concejala de Ciudadanos, Araceli de la Calle, que afeó la pasividad del Gobierno municipal respecto al POM y dejó claro que si se hubiese hecho el trabajo la ampliación del Polígono industrial estaría incluida en el plan de ordenación desde hace tiempo.
De la Calle recordó además que Sabrido intenta justificar el retraso en el desarrollo de la ciudad al contar que el POM se anuló en 2018. Si bien, considera «de risa» que Sabrido se escude en el año 2018 cuando se sabe que Tolón no quería el POM de 2007 desde que entró a gobernar en el Ayuntamiento.   «Los tiempos son importantes porque si se hubieran puesto a trabajar en 2015 hoy estaríamos a punto de aprobarlo y sabríamos dónde queremos zonas verdes, residenciales y hablaríamos de una nueva movilidad».
Por su parte, el portavoz de IU-Podemos, Txema Fernández, no entró en esta bronca política, María Ángeles Ramos, de Vox no emitió palabra y el concejal no adscrito, Luis Miguel Nuñez, se limitó a resaltar que hay que dialogar, trabajar por la ciudad y dejar al margen las tensiones políticas por el bien de la ciudad.